Tendencias otoño-invierno 2019-2020: las plumas por Valentino

Movimiento y rigidez, contrastes de tejidos, de colores y un mensaje, bordado a mano... caracterizan la propuesta de la casa italiana de cara a esta temporada.

Conseguir la máxima delicadeza con un espíritu definitivamente sportswear. Este es el hilo conductor de la propuesta de Valentino de cara al próximo otoño-invierno. La casa italiana suma la estética deportista a la Alta Costura, confirmando la tendencia: sí a la sofisticación, sin renunciar a la comodidad. Fusiona un vestido con capucha de cachemir, con un eslogan pintado a mano, con un impresionante abrigo naranja. El resultado es un nuevo desafío para la retina: un contraste de colores y tejidos que no teme los enfrentamientos estilísticos...la capucha encuentra su contrapunto con las plumas, impresionantes, bordadas a mano en un abrigo de lana que impone, y reafirma todo el poderío del look. Cual declaración de intenciones, el conjunto, completado por unas discretas sandalias negras, se presenta como una burbuja de color, chispeante y esponjosa a la vez, que deslumbra, vibra, brilla con un efecto ostentoso notable, reforzado por las plumas. El cuerpo se viste, como un ave, con toda la ligereza y el movimiento que necesita: el color es el protagonista, acompañado por el movimiento y el corte. Su visibilidad es clave y plasma una nueva estética: onírica, fuerte y con mucha personalidad. Al igual que las otras casas, Valentino puja y gana con un color llamativo que pretende fundirse en un ambiente urbano siempre cambiante.

¿Cómo reproducir o inspirarnos en esta preciosa apuesta de la casa italiana? Las plumas no dejarán de llenar nuestros armarios hasta finales de año, tanto de día como de noche. Pese a su asociación inevitablemente lujosa, pueden ser una gran apuesta para una ocasión diurna, e incluso informal... este verano con vestidos, bordados en la parte superior, este otoño-invierno con abrigos o chaquetas de un color chispeante como el tono Pantone 2019, el 'Living Coral'. Dale un nuevo sentido estilístico con una prenda de sudadera o un vestido de punto, que pueden precisamente aportar el toque más sporty al conjunto sin perder un ápice de sofisticación. Mini, siempre mini en este caso. ¿Por qué no darle un inesperado vuelco con un calzado plano? El negro, básico, de tiras, es el que marca definitivamente la diferencia, aunque puedes también optar por botines o incluso botas XXL si te atreves la próxima temporada... ya que el conjunto cobra por sí solo protagonismo, basta con sumarle un mini bolso a juego... el efecto camaleónico creado por la superposición de prendas del mismo tono puede ser de lo más interesante.

Continúa leyendo