Tendencias otoño-invierno 2019-2020: la parka por Hermès

Cuando la elegancia se suma a la funcionalidad... brilla con luz propia la parka. Eso sí, de cuero y en tono 'nude' para dar un vuelco a su aspecto rígido.

Que el frío no nos pille sin avisar. La piel se recubre de fantasía y capas este otoño-invierno, con una propuesta de Hermès que no pierde de vista uno de los aspectos esenciales de la prenda: la funcionalidad. La caída de las temperaturas anuncia una apuesta mayor por telas opacas, cortes holgados y accesorios que además de completar el estilismo, cumplan con su aspecto utilitario, calentar. La casa francesa anticipa los vientos y las lluvias con un atemporal del armario femenino y masculino: la parka. Retoma sus líneas de base, anchas y cómodas, con un contaste de materias y estilos. El aspecto sporty de la prenda se reequilibra con el tejido de cuero, de un beige poderoso, y en concreto la piel de becerro, suave y agradable al tacto. Se vislumbra por debajo el jersey de punto blanco, como parte de este homenaje estilístico al tiempo. El toque casual del conjunto se retira parcialmente detrás del glamour. La pieza central del look lo recuerda: las piezas de inspiración más relajada se elevan gracias a los cortes y tejidos.

Los complementos refuerzan esta dualidad, con una línea claramente vintage: las botas altas, de ante y tacón, reflejan una estética setentera, con el camel como protagonista y contrapunto del nude mientras que el tradicional fular estampado recobra fuerza, no atado a una coleta, sino como peinado con identidad propia, recubriendo el conjunto de la melena. Las gafas de sol, oscuras y XXL, vienen a completar este look de contraposiciones, donde reinan los clásicos, aun así alejados de su versión anticuada. El confort entrelazado con la elegancia, seña distintiva de la casa francesa, se intuye en un conjunto osado pero con sentido, que deslumbra por sus asociaciones. 

El inconfundible estilo de Hermès anticipa el otoño-invierno con este look que también puedes copiar. La parka, como base del conjunto, se lleva oversize o no se lleva: opta por una prenda cómoda, en colores tierra, que podrás combinar con casi cualquier otro tono o paleta cromática. De corte midi, deja que enseñe parte de tus botas: esta temporada, no dudes en volver a elegir las de tacón cuadrado. ¿Nuestro color fetiche? El camel, aunque también te puedes proponer un mayor riesgo, como el amarillo... ¿no te atreves con el fular como parte íntegra de tu melena? Lúcelo a modo de diadema o como delicado coletero. Un bolso de red será tu apuesta definitiva para finiquitar el conjunto.

Continúa leyendo