Tendencias otoño-invierno 21-22: la inspiración grecorromana de Louis Vuitton

Ante un futuro incierto, pero esperanzador, Louis Vuitton presenta una nueva propuesta para este otoño-invierno, donde pasado, presente y futuro se funden para ofrecer una verdadera lección de historia de la moda.

La historia tiene una forma de repetirse, pero son los humanos los únicos que pueden alcanzar una forma de evolucionar, y así Louis Vuitton, de la forma más sencilla, tornó la historia en sus propias manos. Porque, en lugar de tomar un avión hacia lugares únicos de la geografía internacional, Louis Vuitton decidió convertir su colección en un viaje en el tiempo, único, directo a la Edad de Oro y la Ilustración. Un recorrido para explorar los tiempos que forjaron la esencia misma de la civilización y donde, Nicolas Ghesquière, diseñador y director creativo de la firma, encontró el lugar ideal donde instalar su nueva propuesta de temporada: en la mitología.

Así nace la colección virtual Otoño/Invierno 2021 de Louis Vuitton. Un auténtico homenaje a décadas pasadas, donde el arte grecorromano encuentra su máxima y se convierte en el lugar idóneo, donde el tiempo se detiene. Porque, como si de una nueva vía de explorar diferentes representaciones de la feminidad, desde Diana como sinónimo de conquista, Minerva de ciencia  o Venus de seducción, por ejemplo, Ghesquière, recurre al arte y la mitología como su más especial musa.

Pero Nicolas no participó solo en el diseño de esta mitológica propuesta. Consigo se entremezclan fabulosos dibujos por obra y gracia del italiano Fornasetti. Una serie de sus más famosos rostros femeninos dibujados a mano e ilustraciones de esculturas impresas en prendas y grabadas en bolsos de mano, con las que se demostró que la estética milenaria sigue inspirando la moda desde el ayer hasta nuestros días.

No obstante, pese a todas estas reinterpretaciones de la cultura grecorromana y diosas de la mitología así como de símbolos inspirados en las máximas de la feminidad artística, Nicolas Ghesquière, como el mejor de los guías en el tiempo, supo cómo aunar pasado y presente, y todo lo que se encuentra en el medio puede chocar, de la forma más grandilocuente que se imaginase nunca. Y ello explica, en gran medida, el resultado final de Vuitton para otoño-invierno de 2021. 

Porque, si bien mirar al pasado fue uno de los principales impulsores de esta y muchas otras colecciones de temporada encima de las pasarelas internacionales, el período de tiempo que acontece hoy, marcado por encierros, tendencias hacia protocolos más cómodos y prendas homewear y el teletrabajo, también se convirtió en otro de los temas principales. 

Una cadena de consecuentes que hacen de los diseños de Ghesquière una perfecta sintonía. Donde esta nueva era de la moda, dominada por el athleisure y los pantalones deportivos, encuentra su máxima junto a la reinvención de otros vestigios de la antigüedad, como las botas de gladiador o los finos abalorios en los vestidos a modo de grandes armaduras, y todo ello sin olvidar los caprichos del prêt-à-porter, vistos desde las faldas de tul debajo de las chaquetas deportivas, pasando por los dibujos de Fornasetti impresos con láser, los patrones de piedras preciosas deslumbrantes, o los vestidos con flecos de colores.

Una colección, presentada en un espacio único como es la Galería Michelangelo del Louvre, en la que Nicolas Ghesquière impartió una verdadera lección de estilo, lujo, y gran síntesis entre antigüedad y modernidad, a partes iguales.

Fátima Moyano

Fátima Moyano

Periodista casi sin querer, queriendo más que nunca al periodismo. Sin la moda, un buen café y mi playlist favorita de los 2000's no podría levantarme cada mañana. Amante del papel, pero escribiendo en digital. Un día descubrí la Alta Costura y desde entonces supe que no quería trabajar en otro sector. ¿Entre mis sueños? Un amanecer en París, con vistas al Sena y un croissant recién horneado cerca, soy una foodie empedernida que le voy a hacer.

Continúa leyendo