Tendencias primavera/verano 2020: el estilo retro casual por Celine

Hedi Slimane reinventa los códigos burgueses, con su característica autenticidad. El París de los 70 renace bajo una sublime capa de lino y con botas altas bien calzadas.

Hedi Slimane sigue explotando el ambiente burgués parisino de los años 70 que ha estado explorando desde su llegada a Celine. Le gusta jugar con los códigos preestablecidos, casi caricaturescos, pero exagerando algunos detalles, haciendo que su aspecto sea más único en el proceso.

Evidentemente, sería fácil replicar la esencia de este conjunto con algunas compras expertas en tiendas de segunda mano, pero se tendría que ser muy afortunado para encontrar botas tan altas y rectas tan perfectas, tan delicados e intrincados bordados en una falda de mezclilla y una capa perfecta, especialmente porque de forma inesperada está hecha de un lino sustancial, no de la lana habitual. Todo es familiar, pero en versión mejorada. Sí la capa, símbolo absoluto del chic heredado del siglo pasado, recobra fuerza con un estampado clásico: el de cuadros. Se asocia a la tradicional blusa de rayas, brillante por sus matices románticos, que acaba de finiquitar un look que no duda en superar las fronteras del estilo burgués clásico, sin perder de vista la renovación. Así es como un look aparentemente clásico sorprende con un audaz mix and match de estampados: las rayas abrazan las flores de una falda de talle alto. Todo ello completado por botas, recuperación de una esencia clásica, altísimas y de un color camel perfecto. 

¿Qué podemos retener de este look de inspiración, ambientado en el mundo ecuestre? La simbiosis de lo clásico y lo moderno, tan característica de Celine. Con su última colección presentada en el marco de la Semana de la Moda parisina, nos recordó que el estilo vintage es un arte: a las blusas de volantes y cuellos con volúmenes, se sumaron piezas icónicas como el chaleco, el pañuelo o la falda denim de corte midi y botas. Los patchwork setenteros hicieron eco a los estampados de flores bohemios, las chupas de cuero a las tan características chaquetas de faux fur. Y con el contraste de detalles bohemios como los collares maxi o la cesta de mimbre y conjuntos de lentejuelas o camisas con chalina reincidió en su esencia.

¿Inspirada? Recupera la clásica blusa primaveral, en tono neutro o estampado, con el chaleco y los vaqueros de corte flare como protagonistas. Reinventa la falda lápiz, pieza icónica del look bourgeois, con una camiseta básica e incluso zapatillas, para conseguir el tan preciado look casual chic. Y recupera asimismo el pañuelo, accesorio emblemático del siglo pasado, a tu cuello o en tu melena.

Continúa leyendo