Tendencias primavera/verano 2020: el sueño neón de Gucci

El neón adquiere un nuevo poder hipnótico de la mano de Alessandro Michele, con un corte fluido y un detalle de charol que invita a brillar y destacar entre la multitud.

"Los conjuntos de un único color, potente, son una de las tendencias más fuertes y exitosas del momento. La manera más fácil de abrazarlo es, por supuesto, con un vestido. Y, de forma inhabitual para esta temporada cálida, la primavera-verano se ha inundado de vestidos de cuello, manga y cuello altos, idóneos para un color tan atrevido. Este look de Gucci va aún más lejos, eligiendo el verde neón y llevándolo a una nueva dimensión con una textura brillante de cota de malla, lo que demuestra que Michele no se detendrá ante nada en su búsqueda para un máximo impacto en la moda. ¡Sé audaz, destaca e ilumina el espacio!"

No temas nada y menos con un color tan eléctrico. Este parece ser el mensaje de esta silueta apta para atrevidas, en consonancia con el conjunto de la propuesta de Alessandro Michele para la primavera/verano. A todo color pero siempre con sentido común, sofisticación y audacia. Las pasarelas lo confirmaron con propuestas como el traje verde menta, la bombers naranja neón bordada del ya mítico "Gucci Orgasmique" o las transparencias, estratégicas que dejan a la vista más de lo habitual. A ellas se sumaron las cadenas XXL,  bailarinas de inspiración rockera y la mezcla de códigos de géneros, con siluetas que recuperaban clásicos tanto del armario femenino como masculino. La estética clásica se sumó una vez más a la moderna, creando contrastes característicos de Gucci como lo volvimos a comprobar con colección otoño/invierno 2020, presentada el pasado mes de febrero, con vestidos de mangas abullonadas y camisas de inspiración romántica.

La magia está en el color pero también en el tejido como nos lo recuerda este conjunto: la cota de malla se aúpa como una armadura de tiempos modernos, perfecto traje de la mujer actual que va más allá de las convenciones. El cuello alto negro, de vinilo, completa esta propuesta, reforzando el carácter potente de un vestido que oscila entre una estética ochentera y de lo más actual. Opta por el neón es una declaración de intenciones, la búsqueda de un impacto visual que no sabe de temporadas y busca captar la atención. Este vestido, asociado a complementos negros como la sandalia con plataforma, el mocasín horse-bit ideado por la casa en la década de los 50 o la bailarina de punta se convierten en apuestas seguras, para exprimir al máximo la esencia de un vestido que no pasará desapercibido en ninguna circunstancia. 

Continúa leyendo