Tendencias primavera/verano 2020: la hora dorada de Saint Laurent por Anthony Vaccarello

Intuir, sin desvelar. La esencia del sexy se plasma en este look luminoso con strass y detalles, en consonancia con la eterna elegancia de la casa francesa.

"Brocado transparente, vertiendo su luminiscencia por todo el cuerpo e iluminando su entorno, incluso en el contexto menos glamuroso. Las botas altas sexy están cubiertas por la longitud midi de la falda, el resto del vestido se caracteriza por un cuello alto, manga larga, extravagancia de los años 70, reforzado por un cinturón perforado de color coordinado. El corte recatado se hace sexy por la ligereza de la tela, así como la actitud necesaria para lograr un aspecto tan fuerte como orgulloso. No es fácil de lograr pero intensamente gratificante cuando se hace correctamente. El ambiente retro sirve para fundamentar esta mirada en algo familiar e intensamente deseable."

Una silueta inesperada e hipnótica a la vez, que hace eco a la colección primavera/verano 2020 de Saint Laurent. Con juegos de luces y sombras, fue una oda a los contrastes. Anthony Vaccarello homenajeó a la mítica "Rive Gauche" parisina (donde nació la primera boutique del diseñador) a finales de los años 60, con una colección en la que los clásicos se sumaron a  tendencias más innovadoras. De la americana de solapa a las botas altas, pasando por los menos esperados shorts y bermudas... la línea, con el negro como hilo conductor, se vistió también de luces con lentejuelas. Una combinación que vislumbramos con este look con un vestido de mil brillos como protagonista. No lo completa un clásico par de salones, sino un calzado más rebelde, las botas altas, intuidas bajo un corte midi. La clave, en definitiva, de un estilo sexy. Dejar a la imaginación. Enseñar, sin llegar a desvelar del todo. Una tendencia también posible con transparencias. El vestido es de cuello alto, pero no necesita dejar más a la vista para ser una oda a la sensualidad. La elegancia, con un punto de rebeldía y modernidad, es como siempre la clave. La suntuosidad del vestido permite prescindir de todo lo demás: ni joyas, ni complementos son necesarios. El modelo dorado brilla con luz propia, reforzado por el color camel de su calzado con efecto arrugado. Chic y sexy a la vez, sin esfuerzo, con cortes y tejidos impecables.

Un homenaje al brillo que no deja de recordarnos que es apto para todas las temporadas, las lentejuelas vuelven a encontrar su hueco en nuestro armario de verano. Saint Laurent reinventa una vez más las reglas, llevado por el genio del diseñador italiano Anthony Vaccarello desde el año 2016.

Continúa leyendo