Vídeo de la semana

5 trucos para desenredar ese nudo en el pelo que te trae de cabeza

Ármate de mucha paciencia y mantente alejada de las tijeras, por muy tentadora que te parezca la idea.

quitar nudo pelo
Imaxtree

Aterrizar en la cama después de una noche de fiesta sin haber desenredado el pelo, una coleta mal hecha que mantenemos durante horas, el moñito despeinado que se consigue girando varias veces nuestro pelo sujeto con un bolígrafo, una melena rizada que necesita un buen corte, esa bufanda que da una doble (o triple) vuelta a tu cuello manteniendo el cabello por dentro, un cardado poco ortodoxo que se nos ha ido de las manos (aunque el look de Halloween nos haya quedado para enmarcar)… Que levante la mano quien no haya sufrido algún enredo que ha terminado convirtiéndose en un nudo - por no decir rasta - que nos ha hecho perder la paciencia, el tiempo y algún mechón que no tenía culpa de nada. No veo manos alzadas, me lo temía.

Sin embargo, aunque en ese momento no seamos capaces de ver la luz, lo cierto es que este problema se puede solucionar sin tomar medidas extremas. Estos son algunos trucos que puedes poner en práctica antes de que las tijeras entren en juego.

 

Aísla el nudo

Al enemigo, ni agua (de momento). Sitúate frente a un espejo para examinar bien a qué te estas enfrentando. Retira hacia atrás el resto del cabello para que puedas localizar el nudo sin problemas y no distraerte con los mechones que han resultado indemnes.

 

Reduce el nudo

Retira los cabellos que puedan desprenderse fácilmente del nudo, con cuidado de no aplicar demasiada fuerza que los pueda partir. Procura hacerlo siempre desde la parte inferior del nudo. Si tiras por encima de ellos, lo único que conseguirás es apretarlo más.

trucos nudo pelo
Imaxtree

Es el momento de que el acondicionador haga su trabajo

Una vez que hayas conseguido aislar del todo el problema y salvar los cabellos que podían desenredarse con mayor facilidad, llega el momento de utilizar un producto de cuidado capilar como puede ser el acondicionador, o un pre champú especialmente formulado para desenredar el cabello antes de su lavado.

Aplica una generosa cantidad de producto sobre el nudo. Esto ayudará a que los cabellos puedan deslizarse y soltarse con mayor facilidad. Repite el proceso de intentar retirar aquellos pelitos que puedan desprenderse de forma sencilla, desde la parte inferior del nudo hacia la superior. Dependiendo del tamaño y la tensión del enredo, este podría ser el último paso de la operación, antes de lavar el cabello.

 

El peine se suma a la estrategia

Si el nudo se resiste a desaparecer, es hora de sacar la 'artillería pesada' y no, no nos estamos refiriendo a las tijeras. Aplica agua con un pulverizador sobre el nudo y añade un poco más de acondicionador o producto desenredante. Con la ayuda de un peine, atraviesa (con cuidado) la mitad del nudo clavando sus púas y deslízalo son suavidad sobre el mechón enredado, desde la parte inferior hacia arriba.

 

La paciencia es la madre de la ciencia

Es posible que tengamos que combinar la acción de las púas del peine con nuestra destreza manual a la hora de seguir liberando cabellos atrapados. Si ves que tu paciencia está llegando al límite, tómate un descanso. La impaciencia es la peor enemiga de un nudo en el pelo a la hora de desenredarlo y, por desgracia, en este duelo de titanes él tiene todas las de ganar.

Por encima de todo, la prevención siempre es clave. Lo más recomendable es desenredar el cabello antes de cada lavado y también antes de dormir. Supone un paso más dentro de la rutina de cuidado capilar, pero sin duda merece la pena.

Cristina Sánchez de Pedro

Cristina Sánchez de Pedro

No se me ocurre mejor forma de invertir mi tiempo que observando, disfrutando y escribiendo sobre aquello que más me entretiene: la moda, el cine y las series. También tengo una inexplicable atracción por los aparatos con muchos botones, por lo que estaba bastante claro que iba a terminar pegada a una calculadora, a una máquina registradora o al teclado de un ordenador. De momento, todo bien.

Continúa leyendo