Quizá no consigas eliminar la celulitis porque estás aplicando mal tu anticelulítico: Así es como debes hacerlo (palabra de experto)

Aprende cómo conseguir que tu tratamiento contra la celulitis sea todavía más efectivo gracias a unos pequeños trucos.

Photo by Christopher Campbell en Unsplash

La celulitis, esa antiestética acumulación de grasa, nos acompaña en nuestro día a día. Con el buen tiempo y el bikini a la vuelta de la esquina, es el momento de proponerte –si no lo has hecho ya- acabar con ella de una vez por todas.

En el mercado encontramos multitud de anticelulíticos de gran efectividad en la lucha contra la piel de naranja y la grasa localizada. Lo más importante es apostar por uno con efecto quemagrasa que al mismo tiempo combata la flacidez y aporte elasticidad a la zona, para evitar el descolgamiento. Aunque muchos afirman que se aprecian resultados en quince días, para obtener un efecto real debes ser paciente, pues se necesitan mínimo dos meses de tratamiento continuo. Así que nada de usarlo cada dos o tres días porque se te olvida, debes ser constante.

Según cómo lo uses puedes ayudar a que sea mayor el efecto de tu producto contra la celulitis. Primero, se debe aplicar nada más salir de la ducha –habiéndote secado previamente- y sobre una piel exfoliada con un guante de crin o uno específico para la causa. Así la capa superior estará libre de impurezas y conseguirás que el producto penetre mejor.

Cuando el anticelulítico debes hacerlo despacio, con tiempo para masajear la zona, y teniendo en cuenta tu tipo de celulitis. Debes apostar por un masaje de presión con los nudillos si es dura; pero si es blanda te recomendamos usar las palmas de las manos mientras haces movimientos circulares. Además, es mejor hacerlo tumbada, ya que al estar en posición horizontal se favorece la circulación sanguínea de la zona -algo muy importante si se lucha contra la grasa acumulada en las piernas, por ejemplo-.

Cada zona de tu cuerpo debe recibir un tipo de masaje específico para aplicar tu anticelulítico. Probablemente suelas aplicarlo como si fuera una hidratante corporal y eso no ayuda a reducir la celulitis, te enseñamos cómo potenciar su efecto.

 

Laura Izquierdo, co-fundadora de Izba Nature química y especialista en fisioestética oriental, nos cuenta cómo lograrlo en cada zona. Porque, por ejemplo, ¿sabías que debías activar los ganglios linfáticos para optimizar su funcionamiento y eliminar las toxinas y sustancias de desecho del organismo es la clave?

Piernas, desde el tobillo


"Hay que empezar a extender el producto desde el tobillo con movimientos ascendentes y no olvidarse del hueco de la corva. La razón es que ahí hay una cadena de ganglios que favorecen el drenaje del área si se activan. Para ello, es suficiente con bombear la zona suavemente. A continuación, aplicar el aceite en la cara interna del muslo, con ambas manos e incidiendo en la zona interior de la rodilla, con movimientos ascendentes y circulares. De este modo se bombean los ganglios inguinales y se reconduce el movimiento hacia ellos. La cara externa del muslo se debe trabajar de igual modo, insistiendo en las zonas más conflictivas, en este caso activando los ganglios situados bajo el glúteo, en la unión con el muslo. Una vez aplicado el aceite de tratamiento, se recomienda volver a hacer una pasada continua con ambas manos desde el tobillo hasta la zona inguinal con movimientos de bombeo".

Abdomen, con fricción


"Para aplicar el producto en esta zona del cuerpo recomendamos siempre comenzar aplicando el producto en el coxis y friccionando la zona. Aquí se sitúan los ganglios responsables del buen drenaje del abdomen. Después, se puede pasar a los flancos, la cintura y la zona lateral del abdomen con movimientos circulares. Hay que seguir siempre el sentido de las agujas del reloj, insistiendo en las zonas conflictivas, y reconducir los movimientos hacia los laterales de la pelvis".

Brazos, que no se te olviden


"Hay que extender el aceite adelgazante Green Tara (45 €) desde el codo hacia la axila, a través de movimientos circulares y ascendentes. Primero en la cara interna y después en la externa, de ahí, reconducir los movimientos hacia la axila".

Glúteos, siempre en círculo

 
"El primer paso es bombear la zona baja del coxis, donde se sitúan los ganglios encargados de drenar la zona. A continuación, extender el producto con movimientos circulares ascendentes. Hay que llegar hasta el pliegue del glúteo con la pierna".

 

¿Por qué utilizar anticelulíticos en aceite?

Kal Visuals para Unsplash

Los expertos de Izba Nature los recomiendan porque los tratamientos corporales con base oleosa porque su composición molecular permite que la piel los pueda absorber en sus capas más profundas. Actúan en capas más profundas y restablecen la barrera lipídica de la piel. Además, como plus mantendrás la hidratación. Pero nos advierten "es importante que sean de primerísima calidad, que no contengan ningún aceite mineral ya que estos, en el mejor de los casos no se absorben y taponan la piel impidiendo la penetración de activos. También es fundamental que el peso molecular de estos aceites portadores sea bajo, para que la absorción sea rápida y eficaz". 

CONTINÚA LEYENDO