Lesiones en la oficina

Trabajar frente al ordenador durante horas y horas  puede acabar en una lesión. De hecho son de las que más bajas producen. ¿Sabes cuáles son las más frecuentes?

Lesiones en la oficina

Trabajar frente al ordenador durante horas y horas  puede acabar en una lesión. De hecho son de las que más bajas producen. ¿Sabes cuáles son las más frecuentes?

Aunque trabajamos en una oficina sentados frente a un ordenador todo el día, podemos lesionarnos. No hacemos una gran actividad física, pero una mala postura o unos malos movimientos pueden derivar en problemas como tendinitis o contracturas.

A veces, pequeños gestos, que nos parecen muy poco importantes, pueden hacer que nuestro cuerpo sufra innecesariamente.

Dolores de espalda

Es la parte del cuerpo que más sufre en la oficina. Si no tenemos una buena postura, podemos terminar sufriendo lumbalgias, dolores cervicales, contracturas musculares


Tu silla juega un papel muy importante en todo esto. Tiene que envolver toda la espalda y el respaldo debe llegar a la altura de los hombros.


La postura es clave: espalda recta, hombros bajos y cabeza recta. Debes mirar la pantalla de tu ordenador de frente para que el cuello no se resienta.

Y las muñecas...

Las muñecas también trabajan, y sufren, en la oficina. Escribir en el teclado y usar el ratón de forma incorrecta pueden ocasionarte un problema serio.


Muchas veces giramos la muñeca hacia arriba y esto termina produciendo una tendinitis. Para evitar esta postura puedes utilizar algunos complementos que te costarán muy poco y pueden resolverte este problema.


Una alfombrilla para tu ratón con una elevación en la parte de fuera harán que la postura de tu muñeca sea perfecta. Para el teclado también hay almohadillas que te ayudan a conseguir una buena postura.


Otra solución es utilizar un ratón estático, que no se mueve por la mesa, sino que lo controlas con una bola, así la muñeca no sufre.

Descansa cada poco tiempo

Además de la postura, también es fundamental que, cada hora, dejes de mirar el ordenador durante unos 5 minutos y te muevas por la oficina. Aprovecha este tiempo para relajar el cuello, ir al baño o hacer fotocopias.


Para no sobrecargar la vista, otra de las grandes perjudicadas, procura mirar una pared blanca para que descanse unos segundos.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS