Belleza -- Maquillaje

El tutorial definitivo para maquillarse los ojos de distintas formas y colores

Sombra aquí y sombra allá

Maquíllate, maquíllate.

Ha llegado el momento de darle un poco de vida a esas sombras que tienes olvidadas o esas que nunca has tenido y has querido tener. Que no se queden en pasarela los ojos bien maquillados. No es tan difícil, es solamente tiempo, concentración y buen pulso.

Verás como merece la pena y llegues al cumpleaños de tu amiga, a la cena con tu pareja, a trabajar o a la fiesta del año y te digan: “¡Qué guapa estás!”, “¿Quién te ha pintado los ojos?”, “¿Qué te has hecho hoy, que estás diferente?”, “Qué buena cara”. Entonces, piensas que el haber empezado a maquillarte 30 minutos antes, ha merecido la pena.

Para hacerlo bien y no fastidiarlo todo en el último momento te dejamos una serie de consejos que te ayudarán a hacerlo a la perfección. Si eres de las que va con prisas a todas partes porque siempre te pilla el toro y empiezas a ducharte y a arreglarte tarde, lo primero que tienes que hacer es muy fácil: cambia el chip. Si normalmente empiezas a movilizarte con una hora de antelación (o menos), ahora añade media hora más, y no sólo porque tengas que maquillarte los ojos, sino para que llegues tranquila y sin prisas.

Por otro lado, te aconsejamos que empieces a maquillarte los ojos una vez te hayas puesto la crema hidratante en el cuerpo y en la cara, te hayas secado el pelo y te hayas vestido. Cuando nos pintamos los ojos puede que el color de las sombras se espolvoree por esa camisa que has decidido ponerte esa noche, así que mejor ponte una toalla alrededor del cuello y hombros.

El tercer consejo que te damos es que tengas una buena iluminación para ver bien los colores de sombra que eliges para combinar y para el momento en el que te maquillas ver bien cómo lo estas haciendo. La iluminación sólo funcionará bien si tenemos un buen espejo. Que sea un espejo al que te puedas acercar bien, como dice la canción: “un espejo de cristal y mírate y mírate”.