Marie Claire

¿Qué sujetador elijo según mi tipo de pecho?

Elegir la pieza íntima por excelencia depende en gran parte de la forma de la forma de tu senos. Descubre sin esperar el que moldeará perfectamente tu figura.

La belleza es interior. Este principio básico de vida nunca se aplica mejor que con nuestra ropa interior: aunque muchas mujeres consideren que no es imprescindible cuidarla, es uno de los factores esenciales para acertar con un look. A la hora de elegir un sujetador, ten en cuenta su textura pero sobre todo su corte. Un sujetador adaptado a ti no tiene que dejar marcas en la piel y sobre todo no debe hacerse notar en ningún momento, al igual que las braguitas. Conviene lucirlo casi como una segunda piel. Según el momento del día podrás optar por un modelo u otro pero permanece atenta a los colores, algunos como el rojo se hacen notar de por sí, y también a los bordados y adornos. En verano, los modelos lisos o de encaje con poco relieve son los más adaptados ya que se pueden fundir perfectamente con tu ligera prenda exterior.
¿Pero cuál de ellos me corresponde? Si aún no lo has averiguado, ha llegado el momento. Tu tipo de pecho es tu brújula: pechos pequeños, asimétricos, relajados, atléticos, en lágrima… todos requieren el uso de un sujetador que realce su forma natural, corrigiendo los efectos que quizá menos te favorezcan. Con o sin aros, relleno o tirantes, las opciones son múltiples. Algunos sujetadores han conseguido dar el paso a la calle y llevarse como una prenda de por sí: es el caso del bralette, el famoso sujetador de forma triangular que puede considerarse un crop top. Algunas influencers como Belén Hostalet lo han convertido en uno de sus imprescindibles. Atrévete a combinarlo con una camisa o solo con pantalones palazzo para una noche muy especial. Más allá del aspecto estético, la elección del sujetador también es fundamental para tu salud y la postura de tu cuerpo. Practicar deporte sin un sujetador adaptado puede resultar nefasto a largo plazo.
Descubre sin esperar el sujetador que te corresponde según tu tipo de pecho y presume como nunca este verano de escote. Aunque la forma es irremplazable, sí que puedes conseguir una mayor firmeza en esta zona del cuerpo con ejercicios sencillos.
tracking