Recordamos los dos vestidos de Felipe Varela que la reina Letizia defendió en la boda de los duques de Cambridge

Justo un día antes de la ceremonia, los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, acudían vestidos de gala a una cena organizada por Isabel II en el hotel Mandarín de Londres.

Se han cumplido diez años de la boda de los duques de Cambridge. El 29 de mayo de 2011, la  Abadía de Westminster se engalanó para recibir a numerosos miembros de la realeza europea e invitados de honor para la 'la boda real del siglo XXI'. El enlace nos dejó momentos inolvidables y un vestido de novia que ha pasado a la historia

El impresionante diseño que llevó Kate Middleton no se creó de la noche a la mañana. Según ha confesado la bordadora Chloe Savage a la revista People, "Kate tuvo su última prueba en el salón de Sarah Burton -directora creativa de Alexander McQueen- temprano en la mañana el día antes de su boda", recuerda. "Las novias tienden a perder peso antes del gran día. El problema es que aquel vestido iba a ser visto desde todos los ángulos posibles por mil millones de personas y no nos podíamos permitir que estuviera un poco flojo porque ella había perdido peso".

Por suerte para Chloe y su equipo, el elegantísimo vestido que llevó Kate aquel día necesitó muy pocas modificaciones de última hora. El resultado fue de matrícula de honor.

Letizia vestido Felipe Varela
Fuente: Getty Images

Entre los asistentes invitados a la boda destacaban tres figuras de gran calado de la familia real española: la reina Sofía de Grecia y los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia. Justo un día antes de la ceremonia, nuestros embajadores acudían vestidos de gala a una cena organizada por Isabel II en el hotel Mandarín de Londres, uno de los más lujosos y destacados de la capital. Fue entonces cuando doña Letizia se enfundó uno de los dos vestidos que llegaron de Madrid con escolta y envueltos en papel de seda. 

En concreto, la hoy reina Letizia se decantó por un diseño de palabra de honor, ajustado al busto y con una gran falda de inspiración lady. Un vestido de cuento de hadas confeccionado en color lavanda por su diseñador de cabecera, Felipe Varela. Creado en tul con muselina, el modelo destaca por su dramático escote en forma de corazón y sus delicadas flores bordadas al tono. Nada de tiaras ni perlas con valor histórico, únicamente unos pendientes de brillantes que resaltaban con sus ojos ligeramente ahumados y su recogido marcado a un lado.

doña Letizia Felipe Varela boda Kate y Guillermo
Fuente: GTRES

Para el gran día, la princesa de Asturias apostaba de nuevo por Felipe Varela para un vestido de cóctel confeccionado en rosa empolvado. Ajustada al protocolo, doña Letizia se vistió de acuerdo con la estación del año, evitando así colores vistosos y escotes pronunciados. 

Remataba su estilismo con unos salones de punta al tono y sombrero con redecilla adornado con plumas de faisán de Pablo y Mayaya. 

Máxima de Holanda boda Kate
Fuente: GTRES

Muy similar fue el modelo lucido por la entonces princesa Máxima de Holanda. Un vestido atemporal que bien podría rescatar hoy en día, confeccionado con encaje rosa empolvado. Al igual que la princesa de Asturias, Máxima se decantó por unos salones forrados del mismo tono que el vestido y un turbante en color gris. 

Sergio E. González

Sergio E. González

Cuando era pequeño una de las cosas que más me gustaba era sentarme a coser con mi abuela Mercedes, modista y patronista. Pero, con los años me olvidé del ruido de la máquina de coser y decidí que a mi lo que me gusta es contar ideas sobre moda, arte y belleza, ya sea con palabras, imágenes, con campañas de publicidad o con señales de humo… lo mío es comunicar. Pero no todo se resume a eso, también me gusta el café con hielo, los perros salchicha, la paella de mi madre y leer poemas de Lorca.

Continúa leyendo