Planeta Mujer

12 motivos por los que toda mujer debe practicar defensa personal

"Me encontraba en un momento de mi vida en el que necesitaba empezar a hacer algo distinto, así que pensé en volver a hacer deporte de nuevo. De pequeña había practicado otros deportes, pero durante mucho tiempo dejé de hacerlo." Así comenzó a relatarnos Olga Domingo, 4º DAN en Defensa Personal. 

Seguro que te sonará esta situación. Casi todas hemos pasado por algo similar y si no, al tiempo. A veces nos encontramos en un momento de nuestra vida que necesitamos cambios. Necesitamos empezar algo y no sabemos exactamente el qué. Quizá por exceso de tiempo libre o, quizá, por el contrario, precisamente porque estamos tan ocupadas que necesitamos despejarnos. No es contradictorio. Es más que necesario. Deporte. Esa es la respuesta. "Es una válvula de escape; cuando estás muy estresado, no hay nada mejor que pegarse un rato con tus compañeros. Sales como nueva", nos cuenta entre risas Olga. 

Las opciones que tenemos para decantarnos son casi infinitas. En esta ocasión nuestra apuesta va dirigida a un arte marcial cuyos inicios podrían relacionarse a tiempos ancestrales: la defensa personal, que no es otra cosa que una disciplina que comprende un gran conjunto de técnicas para hacer frente a situaciones de violencia física. No obstante, como veremos más adelante, los beneficios que aportan se extienden mucho más allá.

Nadie está exento de poder ser agredido tanto física como verbalmente. Sin embargo, no hay que obviar que somos las mujeres las que, lamentablemente, tenemos más posibilidades de que esto ocurra. El número de mujeres que sufren violencia de género en nuestro país asciende cada año a ritmos de escándalo.

La práctica de esta disciplina es recomendable para cualquier mujer no sólo por las técnicas aprendidas en sus entrenamientos, sino "por la autoestima que te aporta y la relación social que supone entrenar en grupo y más si has sufrido rechazo de alguna manera", afirma Juan Ángel Orejón, Maestro Entrenador Nacional de Defensa Personal y 5º DAN y 7º de Judo.

Lo que se aprende en el tatami es aplicable al día a día, "a mí me ayuda a evaluar y enfrentarme a mis problemas de otra forma", afirma Olga. Esto son solo algunos apuntes sobre los beneficios que aporta la defensa personal. A continuación leerás otros tantos que te harán salir de dudas si estás pensando iniciar algo o, simplemente, te convencerán por lo maravillosos que son.