Planeta Mujer -- Psico

15 solteras de oro que nunca necesitaron tener pareja para triunfar

Por mucho que intentemos convencernos, no es fácil renunciar a una relación (aquí te damos algunas claves para conseguirlo). Tras años de amor, el desenlace es a veces dramático y tenemos la insuperable sensación de que no volveremos a enamorarnos en la vida. Y, sin embargo, como es de esperar, todo vuelve. Quizá sea el momento de replantearnos este tipo de situaciones y sobre todo la actitud a adoptar para no pasarlo tan mal ¿No crees? Si, se puede estar sola y feliz. La presencia de otra persona no es imprescindible para triunfar y tener una vida maravillosa, feliz y completa. Otras personas te pueden llenar tanto o más y ten en cuenta que podrás disfrutar de ellos más que en cualquier otro momento.

Estar soltera no es una plaga. Con o sin hijos, se puede vivir sin pareja y triunfar. Según el último informe publicado por el INE, España es uno de los países que cuenta con cada vez más madres solteras, casi un 45%. Subió de casi 3% en comparación con el año anterior. Es ya un hecho irrefutable, la generación de las ‘millennials’ es con la que más madres solteras contará. ¿Es motivo para derrumbarse? Desde luego que no. Son numerosas las famosas solteras que cuidan de sus hijos con una impecable valentía. Madonna o Jennifer López son dos ejemplos destacables. La llamada “reina del pop” declaró que llevaba una vida feliz pero ajetreada, soltera y con cuatro hijos.

Recuerda que tu felicidad no debe depender de otra persona. La vida, lejos de ser una película, suele jugar malas pasadas y el amor no siempre es eterno. Si consigues estar a gusto contigo misma, independientemente de todo, tu autoestima y felicidad se verán reforzadas. No defendemos la soltería a toda costa, tener pareja puede ser lo más bonito, sino pretendemos recalcar que estar soltera puede ser sinónimo de triunfo (y también es un arte). Estas 15 famosas del ámbito de la moda, música, literatura y cine (y hasta de la realeza) nos lo demostraron en su momento o nos lo demuestran en la actualidad. Sigue el ejemplo de estas solteras de oro que, aunque tengan o tuvieron pareja, no necesitan a alguien para sentirse realizadas.