Vídeo de la semana

15 años sin Rainiero: el príncipe que trajo a Europa el glamour de Hollywood

La historia del Príncipe está llena de luces y sombras, que van desde su complicada relación con sus hijos a su gran éxito en el mundo de los negocios

Raniero de Mónaco
Gtres

Hoy se cumplen 15 años de una fecha muy emotiva y triste para el pueblo monegasco. El 6 de abril de 2005 fallecía el príncipe Raniero de Mónaco, el padre de Alberto de Mónaco que habría tomado el relevo de su abuelo, Luis II, con tan solo 26 años y después de que su madre, la princesa Carlota, renunciara a él. No obstante, el Príncipe no dejó su formación a un lado y participó como militar en la Segunda Guerra Mundial, además de viajar a algunos países centroeuropeos para reforzar su aprendizaje.

Pero ¿por qué una princesa renunciaría a un trono? Luis II no había tenido descendencia con su esposa, por lo que se vio obligado a reconocer como legítima a la hija que nació de una relación extramatrimonial. Carlota se convirtió inmediatamente en princesa heredera, ya que, si Mónaco no contaba con un sucesor, pasaría a formar parte de Francia.

Pero su vida dio un giro de 180 grados cuando apareció Grace Kelly en 1955. Cuando la actriz se encontraba en la cima de su carrera decidió dejarlo todo por amor para dedicarse plenamente al Principado y a su familia hasta que falleciera en 1982 a causa de un accidente de automóvil que dejó sumido a su marido en la más absoluta tristeza.

Raniero de Mónaco, Grace Kelly
Gtres

Aun así, antes de conocer a la que sería el amor de su vida, Rainiero tenía puesta su mirada en Marilyn Monroe. Una propuesta que la actriz rechazaría desde el primer instante y haría que el Principado se mantuviera tal y como lo conocemos.

Hombre de negocios

Si algo caracterizaba a Rainiero es que era un hombre con un gran olfato para los negocios. El Principado se mantenía independiente gracias a la ‘Sociedad de Baños del Mediterráneo’, una entidad explotada por el turismo y que pertenece al clan Grimaldi en un 70%. Es por ello que, al fallecer, el Príncipe dejó una importante herencia en términos económicos.

Una relación complicada con sus hijos

Familia Real de Mónaco
Gtres

En primer lugar, el príncipe Rainiero vio cómo su hija mayor se unía en matrimonio con el playboy Philippe Junot. Una ceremonia que no terminaba de convencer a su padre, pero, aun así, no se opuso a los sentimientos de su primogénita

Pero Estefanía tampoco se lo puso muy fácil. El Príncipe se mostró verdaderamente enfadado al conocer el enlace de su hija con Adans Peres, al que le prohibió el acceso a su fortuna y retiró a sus dos hijos de la línea de sucesión.

El padre del actual Príncipe decidió hacer caso omiso a las relaciones extramatrimoniales de su hijo pero ¿se llevaría una sorpresa si descubriera que a día de hoy Alberto de Mónaco ha reconocido a dos hijos ilegítimos?

Continúa leyendo