Primeras palabras de Delphine Böel tras recibir el título de princesa

La hija del rey Alberto de los belgas ha concedido su primera rueda de prensa después de que hace unos días se confirmasen que podrá utilizar el título de princesa y tratamiento de Alteza Real.

Delphine de Sajonia Coburgo-Gotha toma la palabra. Apenas unos días después de que el Tribunal de Apelación de Bruselas ratificase sus derechos como hija legítima del rey Alberto, a nueva princesa ha participado en una rueda de prensa en la que se ha pronunciado sobre su situación.

La expectación era máxima. En torno a sesenta acreditados, entre periodistas, fotógrafos y operadores de cámara. Delphine llegaba puntual, con un look en negro y una gabardina gris y no se ha quitado la mascarilla hasta sentarse en la mesa preparada para la rueda de prensa. Entre los periodistas acreditados, uno muy especial: Jim O’Hare, pareja de la Princesa y padre de sus hijos, no ha perdido detalle y ha estado cubriendo el evento. La hija del rey Alberto no ha podido contener las lágrimas cuando le han preguntado por cómo de importante ha sido su pareja en esta batalla. Jim, por su parte, se ha acercado a la mesa para darle un pañuelo.

Aunque ha ganado esta batalla y ahora se le reconocen sus derechos, en el fondo, Delphine no se siente victoriosa: “cuando me comunicaron el resultado de la prueba de ADN, quería haberlo comunicado con el rey Alberto, pero no fue así”. Una profunda decepción para Delphine, que buscaba el cariño de un padre que nunca ejerció, a pesar de que conserva algunos recuerdos con él de su infancia.

Delphine asegura que en ningún caso ha hecho todo esto por dinero: “habría sido una estupidez por mi parte”. Y es que su hasta ahora padre, Jacques Böel, posee una mayor fortuna que el exmonarca. A pesar de que a partir de ahora es princesa de pleno derecho, no espera entrar a formar parte de la vida institucional: “si me quieren invitar, me encantará acudir. Pero que sea porque quieren, no porque se sientan forzados a ello”.

Aunque es consciente de que su vida va a cambiar a partir de ahora, mantiene los pies en la tierra: “no voy a salir a la calle para decir ‘llamadme princesa’. Sigo siendo Delphine, pero si esto ayuda a algunas instituciones, voy a utilizarlo”, ha dicho.

En su declaración, la Princesa ha querido lanzar un mensaje a todos aquellos que puedan sentirse en una situación similar, que duden de su filiación o que a veces no tengan esperanza por luchar por su derecho: “nunca penséis que sois el fallo o la vergüenza de nadie. Si queréis conocer vuestra identidad esto es algo completamente normal, así que, id a por ello”.

Por ahora no ha habido respuesta ante esta nueva situación por parte de la Casa Real, pero se espera que los próximos días los reyes Alberto y Paola reaparezcan en público, en la apertura del curso militar académico donde la princesa Elisabeth se encuentra estudiando. Una cita en la que también participarán los actuales reyes y sus hijos.

Continúa leyendo