Marie Claire

Dos príncipes y un destino. La imagen de Guillermo que nos ha recordado a Harry (y que no veremos más)

El príncipe Guillermo se sube a una silla de ruedas por una buena causa, siguiendo así los pasos de su hermano

Parece que el príncipe Harry y Guillermo no solo comparten sangre, sino también aficiones. Ayer pudimos ver al hermano mayor visitando el Defence Medical Rehabilitation Centre junto a su mujer Kate Middleton. Esta visita nos dejó una imagen que nos ha recordado sin pensarlo dos veces a Harry. Y es que, se trata de una imagen en la que se ve a Guillermo en una silla de ruedas. Y pensaréis, ¿por qué nos recuerda a Harry? Bien, pues como los aficionados de los asuntos royals ya sabréis, Harry ha participado durante muchos años en los Juegos Invictus, celebrados en Londres.
Estos juegos consisten en una competición al estilo de los Juegos Warrior de Estados Unidos, ideada para militares heridos en combate. Fue en 2014 la primera vez que Harry se subió a una silla de ruedas por una buena causa y desde entonces nos ha dejado varias imágenes que nos han recordado a la protagonizada ayer por su hermano Guillermo. El pequeño de los hermanos, tras demostrar sus habilidades jugando al rugby en silla de ruedas decidió practicar un reto similar, solo que esta vez se trató de futbol australiano.
Actualmente, y a pesar de renunciar a la Corona británica
, Harry no ha abandonado sus proyectos personales. El Duque de Sussex se está volcando más que nunca en la preparación de los Invictus Game 2022, que se trata de un evento multideportivo internacional al estilo paralímpico en el que veteranos militares que han sido heridos muestran al mundo sus capacidades en los deportes.
Sin embargo, no solo el hermano pequeño disfruta de los deportes. Hemos podido verlos juntos en 2017 disfrutando del polo, corriendo la maratón de Londres para la campaña ‘Heads Together’ y jugando al fútbol durante el ‘Annual Christmas Eve Football Match’ en 2015.
Asimismo, no sabemos si será la última vez que veremos a Harry en estos actos. Al renunciar a ser miembro de la Corona, también queda exento de sus funciones reales y no podrá recibir ningún dinero público. En cambio, un comunicado del Palacio de Buckingham afirma que “los Sussex no podrán utilizar sus títulos de Sus Altezas Reales, aunque seguirán manteniendo sus patrocinios y su apoyo a organizaciones no gubernamentales”.
tracking