Protección solar según la hora

Aprende cómo protegerte de la radiación solar en cada momento del día.

Sol Samantha Jones

ANTIEDAD: De 9:00 a 13:00

La luz solar es la responsable del 90% del envejecimiento de la piel. Manchas, arrugas o pérdida de firmeza son algunos de los signos que pueden acelerar su aparición si desafías a tu genética. Si quieres conseguir un bronceado ideal sin sufrir las consecuencias años después, es necesario que prepares tu cuerpo antes, durante y después de tomar el sol. Una correcta protección puede conseguir que en el futuro luzcas una piel joven y saludable. No es casualidad que todos los expertos coincidan cuando les preguntamos cuál es el mejor consejo de belleza: proteger la piel de las radiaciones solares los 365 días del año (incluso los nublados).

HORA CRÍTICA: De 13:00 a 17:00

Es el momento del día en el que los rayos ultravioleta (UVA y UVB) llegan con más verticalidad a la Tierra y son más nocivos. Aunque la esfera amarilla se encuentre a 150 millones de kilómetros (se dice pronto), las radiaciones que llegan pueden causar daños irreversibles si no protegemos la piel. Independientemente de tu fototipo, intenta limitar el tiempo de exposición al sol en esta franja horaria y apúntate estos consejos para no arruinar tus vacaciones en unas pocas horas: lleva contigo objetos que te den sombra (sombrero, sombrilla, ropa oscura), bebe mucha agua para evitar la deshidratación y, sobre todo, utiliza productos con factor de protección alto.  

CAE EL SOL: De 17:00 a 21:00

Cuando el sol se pone por el Oeste y las sombras se alargan probablemente sea el mejor momento del día para ponerte morena o, al menos, eso recomiendan médicos y dermatólogos, expertos en la materia. Pero ¡ojo! no bajes la guardia y aplícate factores de protección solar, mínimo, cada dos horas y al salir del agua. Así evitarás las peligrosas quemaduras o las antiestéticas pieles muertas. Es un error pensar que al usar protección te estás bronceando menos, lo que ocurre es que estás adquiriendo color gradualmente sin quemar la piel y asegurando una mayor duración de esta pigmentación (que puede prolongarse tras las vacaciones).

AFTERSUN: De 21:00 a 00:00

A pesar de aprendernos la lección e intentar poner los remedios necesarios para que la piel no sufra, nunca está de más tratarla con productos calmantes y regeneradores que reparen el posible daño causado por una sobreexposición. Un pequeño despiste, una incorrecta aplicación de la loción (no emplear la cantidad adecuada o utilizar un factor más bajo del que te corresponde)o el exceso de confianza suelen ser las principales causas de los daños. Aunque a priori parezca que no te has quemado, nunca subestimes los efectos post-solares y utiliza lociones frescas que, además, hagan resaltar tu bronceado.

 

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS