Cómo usar (correctamente) los polvos matificantes

Incluso Angelina Jolie ha cometido este error y ha acabado con su cara llena de manchas blancas. Los polvos matificantes son uno de los mayores logros del maquillaje, eso sí, si sabes cómo aplicarlos.

matificantes

Pensados para acabar con los brillos en la temida zona T o para fijar el maquillaje y que dure intacto mucho más tiempo, a pesar de sudor. Además, en los look de día añade suavidad al rostro.

Ya conoces esa expresión de “ir al baño a empolvarse la nariz”, pero no debes pasarte en su aplicación ya que creará un efecto antinatural: al ser transparentes, si se aplican en exceso, aclaran mucho la piel.

Una vez maquillada, aplica los polvos matificantes comenzando por la frente. Después en el tabique de la nariz y en barbilla. Hay quien los usa en las mejillas para dar naturalidad al colorete y sobre las sombras de ojos y labios para fijar el maquillaje. Aplícalos con una buena brocha y siempre con movimientos que vayan del centro a los lados, en forma de velo ligero.

Etiquetas: matificantes

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS