Los diez mandamientos para domar un cabello rebelde y con frizz

Mantén el control. No importa si eres rizada, ondulada o lacia; si tienes el cabello delgado o grueso, estos consejos te ayudarán a combatir cualquier situación que se interponga entre tu melena y el look perfecto.

Los diez mandamientos para domar un cabello  rebelde y con Fritz

La mayoría de nosotras podría pensar que estar en contacto con climas húmedos provoca que nuestro pelo cobre vida propia y se convierta en un dolor de cabeza. Aunque definitivamente esto es un factor -pues el aire húmedo contiene altos niveles de hidrógeno, y la composición química de nuestro cabello es extremadamente sensible a este-, también el frizz y la resequedad son causados principalmente por la deshidratación del pelo, ya que entre los componentes que forman parte de esta fibra se encuentra el serie de recomendaciones que educarán el cabello rebelde, sea cual sea su tipo.

1. Disminuirás el uso de aparatos de calor. Sabemos que te gusta tener tu cabello pulcro y estilizado, pero el abuso de instrumentos como planchas, tenazas y secadores provocan que el pelo se queme y aparezca el frizz

2. Hidratarás tu cabello. La resequedad del clima o una decoloración pueden convertir tu cabello en una escoba. El cabello se define como una extensión de la piel, así que al igual que nuestro rostro, debe permanecer humectado y dársele la misma importancia, aplicando una mascarilla por lo menos dos veces por semana. Puedes hacerla tú misma con ingredientes naturales o comprarla en tu salón de belleza.

3. Te alimentarás sanamente. ¿Lo habías escuchado antes? La alimentación influye directamente en el sistema inmunológico. Un dato interesante es que la comida basura inflama, al igual que nuestro cuerpo, el cuero cabelludo. Todo lo que absorbemos se ve reflejado en la piel, en este caso en el brillo y textura natural del cabello. La alopecia o caída del pelo puede ser consecuencia de una mala alimentación.

4. Descansarás durante el sexto y séptimo día. Por lo menos dos días a la semana, deja descansar el cuero cabelludo de la rutina del shampoo, ya que los aceites naturales son buenos para combatir el frizz y nutrir el cabello. Puedes aplicarte únicamente acondicionador, pues tiene algunas de las propiedades del shampoo que limpian el pelo y no es tan agresivo.

5. Utilizarás un acondicionador profundo. A menos que tu cabello sea muy fino, después de aplicar el shampoo, utiliza un acondicionador y déjalo actuar durante cinco minutos. Ayuda a sellar los poros abiertos que ocasionan el frizz.

6. Lo manipularás con sumo cuidado. Las fibras de las toallas devastan la cutícula del cabello ocasionando el encrespamiento. Si a eso le sumas la agresividad que le ocasionas cuando lo tallas con éstas, el resultado puede ser fatal. Mejor opta por una de material superabsorbente con microfibras y no la restriegues, presiona suavemente para retirar el agua en exceso.

7. Cepillarás tu cabello. Es recomendable cepillarlo constantemente mirando hacia abajo con un cepillo con cerdas gruesas y naturales. Ayuda a distribuir los aceites naturales del cuero cabelludo desde la raíz hasta las puntas, manteniendo el cabello hidratado y bloqueando la humedad.

8. Apartarás de ti el alcohol. La mayoría de los aerosoles y espumas para el cabello tiene un alto concentrado de alcohol, lo que puede causar que la cutícula se hinche y se forme frizz. Evita en general estos productos.

9.No olvidarás a los rebeldes. Por lo general, el cabello nuevo que nos crece, se rebela y brinca cuando lo queremos lacio. Cuando te lo cepilles, rocía ligeramente un producto para estos sobre el peine para aplacar a los individuales

10. Cuidarás tu pelo antes de hacer ejercicio. El sodio que exudamos cuando la piel transpira puede deshidratar el cabello, por lo que siempre es buena idea aplicar un acondicionador o spray que lo hidrate antes de comenzar nuestra rutina de ejercicio. Colocar una banda de algodón en la frente también ayuda a absorber el sudor y retener las sales.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS