El pasado menos conocido de Kobe Bryant: el baloncestista tuvo una cita especial con Brandy Norwood

La actriz y el baloncestista tuvieron una única cita. Asistieron juntos al baile de graduación del que fuera jugador de los Lakers

Son muchas las personalidades que, a lo largo de la semana, han recurrido a las redes sociales para despedirse de Kobe Bryant, quien falleció el pasado domingo en un accidente de helicóptero. Pau Gasol, Lebron James, Barack Obama o Justin Bieber son algunos de los que han querido rendir tributo al baloncestista con emotivos mensajes publicados en sus perfiles de Twitter o Instagram. Sin embargo, hay una estrella vinculada al que fuera jugador de Los Angeles Lakers, que sigue sin pronunciarse. Se trata de la actriz Brandy Norwood, pupila de Whitney Houston.

Cuando todavía era un estudiante de secundaria, Kobe Bryant ya se había convertido en una joven promesa del baloncesto. Entonces, no solo sabía que jugaría en la NBA sino también, había conseguido un contrato con Adidas. Como cualquier chico de su edad, en ese momento, el baloncestista también tenía un ‘amor platónico’: Brandy Norwood, quien era protagonista de una comedia televisiva. “Tenía una foto de Brandy, que estaba en el programa ‘Moesha’. Me la mostró y dijo: ‘Voy a traer a esta chica al baile de graduación’”, contó en una ocasión un antiguo compañero de clase en conversaciones con el ‘Philadelphia Inquirer’.

Kobe Bryant cumplió su palabra y el día de su graduación acudió con Brandy Norwood, quien revolucionó toda la escuela. Y es que su presencia provocó que periodistas y guardias de seguridad estuvieran en las inmediaciones del evento. “Kobe y Brandy entraron mientras algunas personas le gritaban. En ese momento se sintió muy atípico y especial”, comentó en una ocasión Jennifer Weiner, la autora más vendida del ‘New York Times’. No obstante, esta fue la única cita que tuvieron.

En 2014, en conversaciones con ‘TMZ’, Brandy Norwood recordó este momento con cariño. La actriz aseguraba que esa noche, junto a Kobe Bryant, había sido “increíble”. Tanto, que su madre conserva el ramillete que utilizó en la velada.

Continúa leyendo