El último varapalo del príncipe Harry

El duque de Sussex se ha visto obligado a cancelar los ‘Juegos Invictus’, una iniciativa solidaria que él mismo creó en 2014

Príncipe Harry
Gtres

El coronavirus ha afectado al príncipe Harry de manera emocional. El hijo menor de Lady Di se ha visto obligado a cancelar los ‘Juegos Invictus’. Una iniciativa creada por él mismo en 2014, en la que militares veteranos y heridos de guerra de veinte países compiten durante varios días, algo muy similar a los ‘Warrior Games’ de Estados Unidos.

Al ser un proyecto creado por él mismo, el marido de Meghan Markle aguardaba con ilusión su comienzo. Y no solo por eso, sino porque en 2017 y durante estos juegos, la pareja decidió salir del “anonimato” y aparecer por primera vez públicamente. Pero la desmesurada propagación del COVID-19 ha hecho que él mismo se vea obligado a cancelarlo: “Lamento mucho no haber podido hacer que esto siga adelante. Ha sido una decisión muy difícil de tomar para todos nosotros.”, explicaba el Príncipe durante la tarde de ayer.

No obstante, la edición de este año, que tendría lugar en La Haya, no ha sido cancelada. Harry ha admitido que se celebrará probablemente en mayo o en junio del año que viene: “Esta es la opción más sensata y más segura para todos, para vuestras familias y para todos los involucrados en estos juegos. Sé lo decepcionados que debéis de estar todos, esta es una perspectiva que muchos necesitáis, así que os animo a mantenerla lo mejor que podáis. La buena noticia es que tenéis doce meses más para poneros aún más en forma”, finalizó Harry, alentando a todos los participantes a los que esta noticia habría caído como un jarro de agua fría.

Príncipe Harry
Gtres

Y es que a pesar de haber abandonado su condición ‘senior’ dentro de la Casa Real Británica, los duques de Sussex estaban tan emocionados con esta iniciativa que habrían viajado desde Canadá hasta los Países Bajos para presenciarlos. Pero debido a que sus participantes son uno de los colectivos “potencialmente vulnerables” ante la pandemia, la mejor decisión y más segura ha sido posponerlos.

Desde su nuevo hogar en Canadá, la pareja quiso mandar un mensaje esperanzador a todos sus seguidores ante esta complicada situación que está afectando prácticamente a todos los puntos del globo. Por su parte, los duques quisieron pedir al mundo entero solidaridad con todo el mundo para que la propagación se frene cuanto antes: “Estos son momentos inciertos. Ahora, más que nunca, nos necesitamos los unos a los otros”, escribieron, además de pedir empatía sobre todo para los mayores, los más afectados por el virus.

Continúa leyendo