La verdadera historia detrás del éxito de Úrsula Corberó, estrella de ‘La casa de papel’

La actriz se ha convertido en un rostro internacional gracias a su personaje en la serie española, que acaba de confirmar que habrá una nueva temporada

Gtres

Aunque llevaba trabajando como actriz desde el año 2002, Úrsula Corberó se convirtió en un rostro conocido para los espectadores más de un lustro después con el estreno de ‘Física o química’. Desde entonces la catalana ha ido enlazando un papel con otro, lo que le ha mantenido en la cresta de la ola de un fenómeno fan que, hasta hace apenas dos años, se mantenía dentro de nuestras fronteras.

Gtres

Aunque participar en la serie ‘La embajada’ le permitió conocer al Chino Darín, el hombre con el que comparte su vida desde hace tres años, ha sido su papel de Tokio en ‘La casa de papel’ lo que ha cambiado su vida para siempre. Desde que la serie española empezase a emitirse en Netflix el nombre de los protagonistas ha dado la vuelta al mundo, convirtiendo a Corberó y el resto de sus compañeros de ficción en los artistas.

Gtres

En cambio, once años después de su primer éxito televisivo y convertida en una estrella de orden mundial, la vida privada de Úrsula no ha cambiado tanto como la pública y sus valores familiares y orígenes humildes siguen siendo los pilares que marcan su día a día. Hace dos años que, con motivo del día de la mujer, la intérprete contó la dura historia que vivió su madre al quedarse embarazada de su hermana mayor con 17 años y el esfuerzo que toda su familia hizo desde el primer momento en el que declaró que quería ser actriz. Pero ¿cómo es la vida del clan Corberó ahora que su hija es una de las personas más famosas del mundo?

Pere Corberó, Esther Delgado y Mónica, padre, madre y hermana de la artista, mantienen un perfil bajo. Mónica y Úrsula no comparten el mismo apellido ya que la mayor de las hermanas nació cuando su madre era aún muy joven y antes de que se enamorase del padre de la actriz, pero todos forman una familia unida. El clan es dueño de una empresa dedicada a la fabricación de muebles y Pedro es quien, con sus propias manos, da forma a gran parte de los que venden. Aunque están afincados en Barcelona, donde la protagonista de ‘La casa de papel’ viaja cada vez que puede, poseen una casa en el barrio de la Latina de Madrid. Tal y como contó la protagonista de ‘El árbol de la sangre’ en 2017, su madre y su hermana son dos mujeres trabajadoras que han ido superando uno a uno cada obstáculo que les ha puesto la vida. “Ha trabajado de corsetera, de florista, de pescadera, ha limpiado casas, ha sido auxiliar de clínica dental, ha vendido colchones...” dijo Úrsula de la mujer que le dio la vida.

 

Desde que es pareja del hijo de Ricardo Darín, la catalana pasa cada vez más tiempo en Buenos Aires donde, además de con su pareja, comparte tiempo con toda su familia política. A través de las redes sociales ha quedado más que  potente que la artista se ha hecho su propio hueco en el clan de su chico y su suegro se encargó de que el amor que sienten hacia ella traspasase todas las pantallas al dedicarle, junto al resto de su familia, el premio Donostia que ganó en el Festival de cine de San Sebastián hace un par de años.

Aunque la estabilidad de la intérprete choca de manera frontal con el torbellino en el que vive sumido Tokio, Silene Oliveira y Úrsula Corberó tienen en común el amor incondicional hacia su familia y el origen humilde, algo que ambas llevan por bandera en todo lo que hacen.

Continúa leyendo