Carla Vigo, hija de Érika Ortiz, le dedica unas palabras a su madre por el 11 aniversario de su muerte

Carla Vigo, hija de Érika Ortiz y por lo tanto sobrina de la reina Letizia Ortiz, ha dedicado unas palabras a su madre, fallecida hace ya 11 años. La joven se ha criado junto a su padre, ajena a cualquier asunto relacionado con la Casa Real.

Érika Ortiz Rocasolano con su madre y su hija Carla
Gtresonline

Hace ya once años de una fecha muy triste, ese día en el que la hermana pequeña de la Reina Letizia Ortiz dejaba este mundo de una forma drástica. Fue un 7 de febrero de 2007 marcado por el color gris y el olor de la lluvia, una noticia que acaparó todas las portadas de los periódicos con imágenes desoladoras de lágrimas y abrazos de consuelo. El cuerpo fue hallado sin vida en un piso de Vicálvaro, el mismo en el que había estado viviendo la ahora Reina ante de su compromiso con Don Felipe.

31 años tenía Érika Ortiz cuando se marchó dejando a una hija de seis, Carla, y a una familia totalmente descompuesta. La pequeña de la saga Ortiz nunca se habría acostumbrado al imparable estado mediático en el que se encuentra su hermana, donde se habla de todo: si aisla o no a sus hijas en cuanto a la educación, de la talla que utiliza, o de sus trucos para cuidarse. Estamos convencidos de que toda la familia la recordará hoy con especial cariño, como así lo ha hecho su hija a través de las redes sociales. 

Quienes conocían a la pequeña de las Ortiz Rocasolano dicen de Érika que era la más artística de la familia, por eso no sorprendió que eligiera estudiar Bellas Artes. Y no nos sorprende que su ya no tan pequeña hija Carla, haya seguido en cierto modo los pasos de su madre, estudiando interpretación y haciendo baile. 

Érika era también una mujer muy sensible y llevó bastante mal el divorcio de sus padres, a pesar de que ya tenía 24 años cuando Jesús y Paloma decidieron poner fin a su matrimonio. En esos momentos, ella se encontraba en la facultad terminando la carrera de Bellas Artes y acababa de conocer al que en un futuro sería el padre de su hija, Antonio Vigo. Con él empezó una relación que mantuvieron a distancia durante un tiempo, ya que pocos meses después de iniciar su noviazgo ella se fue a Alemania después de que le concedieran una beca Erasmus. Cuando regresó a España, se fue a vivir con Antonio y se quedó embarazada de una niña, Carla, que nació prematuramente.

 

Las palabras de su hija Carla

Carla vigo
@reinadelentejuelas

Carla (@reinadelentejuelas) es muy activa en redes sociales, a menudo realiza videos en directo y contesta a las preguntas que sus followers le proponen. Es amable y educada, y camino de ser una artista, o al menos se está formando para ello. En esto no podemos negar que sigue los pasos de su difunta madre.

Como cualquier adolescente de su edad, Carla, que se define como una persona “muy sensible", a la que no le gusta “la gente borde” y le afecta mucho “lo que la gente piensa de mí”, tiene varios perfiles en las redes sociales. Hace unos años, intentó abrirse camino como youtuber. De hecho, grabó varios vídeos desde su casa de Aranjuez (Madrid), en los que hablaba de su padre y de sus otros dos hermanos, fruto de otra relación del escultor. Es muy activa en Instagram y, en abril de este año, recaló en Twitter. Precisamente, a principios de ese mes, tuvo lugar el polémico desencuentro entre la Reina Letizia y Doña Sofía, del que la princesa Leonor también salió malparada, ya que aparecía apartándole el brazo a su abuela. Carla no se lo pensó dos veces cuando se trató de defender a su prima: “No es desprecio a la abuela. La niña debe estar un poco harta de que jueguen con ella”.

Hoy, con motivo del 11 aniversario de la muerte de su madre, la joven le ha dedicado las siguientes palabras: "A veces pienso qué te hicieron, yo sé que no eras tú y que si hubiese sido por ti no hubiese cambiado nada, el hecho es que cambió y yo pienso en ti todos los días y aunque a veces llore, pienso en ti de una forma muy alegre, pienso en nuestros viajes, en nuestros momentos juntas, etc. Fue breve sí, pero también fue intenso, nos pasaron más cosas en seis años que a alguien en toda una vida. Hoy es un día triste para mí y te juro que sé que no te gusta verme triste y yo no lo estaría pero a veces pasa, los humanos somos así. Te quiero."

CONTINÚA LEYENDO