¿Cuánto sabes de protocolo real? Aprende a ser una 'royal'

Cómo vestir, comer o saludar son algunas de las cosas básicas que deberías saber si planeas entrar a formar parte de la realeza más pronto que tarde. Que eso de ser princesa no te pille por sorpresa.

royal

El protocolo es un asunto peliagudo. Las reglas son infinitas y según el país encontramos unas directrices específicas que a veces, nos pueden dejar sin habla. Pues bien, ante esta gran oleada de fiebre sobre las casas reales que nos acecha y para que nos pille preparadas si nuestro príncipe llama (literalmente) a la puerta o nuestra abuela nos sorprende diciéndonos que somos princesas y que todo este tiempo ha sido una prueba, hemos recopilado las reglas de protocolo que debes saber si está entre tus planes formar parte de alguna casa real en las próximas semanas. Que no te pase como a Anne Hathaway cuando le dijeron que era princesa de Genovia. Llegado el día, tu estarás preparada.

Ay... si Meghan Markle hubiera leído esto antes, otro gallo cantaría.

Marina Fernández, directora de relaciones institucionales de la Escuela Internacional de Protocolo nos ha dado una ayudita en los entresijos del buen comportarse. Toma nota y pónlo en practica, verás como llegado el día, no habrá norma que te sorprenda.

La etiqueta: Aunque pensemos que no, establecer en una invitación la etiqueta para el evento ayuda a que no aparezcamos con un vestido largo cuando corto o viceversa. La etiqueta la marca la hora del día. No es lo mismo un evento por la mañana que uno por la tarde o por la noche. Y la etiqueta la marca el caballero (¿normas arcaicas? Para nada), la dama traduce la etiqueta que le correspondería.

Por la mañana el caballero lleva traje oscuro, la mujer traje corto. A la hora de comer, mientras que él lleva chaqué, nosotras deberíamos llevar un vestido de cocktail. Por la noche existen dos tipos de vestimenta, los dos formales, pero una menos que la otra. El caballero lleva esmoquin con chaqueta negra o blanca (si es un lugar de temperaturas elevadas) y la pajarita también de esos colores. Las damas llevarían un vestido largo que no llegue a cubrir completamente los pies. Y el máximo escalón de etiqueta es el que exige que los hombres lleven frac y las mujeres un vestido largo de gran gala, cubriendo completamente los zapatos. Este sería el protocolo de Occidente y el de hoy en día. En la época victoriana la etiqueta tenía esclavizada a las mujeres. Se llegaban a cambiar 4 ó 5 veces al día. Había etiqueta de desayuno, de paseo, de visitas, de recepciones... (Sin duda, el sueño de cualquier mujer. Ni Carrie aguantaría tantos cambios de look).

¿Cómo saludar? El saludo ha ido cambiando con el paso del tiempo y también depende del país. En la época victoriana se hacía la genuflexión, con la espalda recta, la pierna izquierda detrás de la derecha y bajando hasta donde se pudiera (como en la foto más abajo), sin mirar a los ojos en ningún momento y apartándose sin dar la espalda. No había ningún tipo de contacto físico con la realeza. Hoy, saludamos con la mano y agachando la cabeza, también se puede hacer un poco de genuflexión y siempre se mantiene contacto visual con el Rey o la Reina.

royals
Gtres

A sentarse. Hay que sentarse en la mesa una vez se sienta la Reina y el Rey.

Servilleta. Una vez sentada debes ponerte la servilleta en las piernas, lo primero. No tienes que esperar a que te sirvan o a comer.

¿Cuándo empiezo a comer? Antiguamente servían primero a la Reina y podía empezar una vez tuviera la comida sobre su plato, no esperaba a que todos estuvieran servidos. Al igual que si quería pasar al siguiente plato y tú no habías terminado, te lo quitaban igualmente. Hoy en día no pasa esto. Sin embargo, si que hay que esperar a que comiencen a comer aquellas personas que te han invitado. En la época victoriana, una vez empezabas a comer, tenías que conversar con la persona que se sentaba a tu derecha, con nadie más. Ahora no hay un orden.

 

Comedor en el Palacio Fernán Núñez
Gtres

¿Qué hacer con el bolso? Una de las posibilidades es dejarlo en el ropero, pero la mayoría de las mujeres no se quieren separar de él. Así que habría que dejarlo debajo de la silla y si es muy pequeño, podrías dejarlo debajo de la servilleta, encima de las piernas.

¿Qué pan es el mío? Siempre de izquierda a derecha. Marina Fernández nos dio el gran consejo del día que nunca se nos olvidará. La marca de coches BMW, en código de Protocolo quiere decir: Bread, Meal, Water. De izquierda a derecha tendremos primero el pan, luego nuestro plato y luego a la derecha el agua.

¿Qué cubierto utilizo? No solemos ir a cenas en la que podemos encontrarnos con diez tipos de cubiertos, como antiguamente. Pero por si alguna vez tienes más de 2 acuérdate que siempre se utilizan de fuera hacia dentro. Con cada plato irás cambiando de cubierto.

¿La copa de vino a la derecha del agua o a la izquierda? Siempre a la derecha. El agua va siempre a la izquierda de cualquier copa de cualquier otra cosa.

Curiosidad: ¿Sabías que la Reina Victoria fue la primera mujer que inventó el luto a través de la vestimenta negra? Nadie antes lo había transmitido así y ella, cuando murió su marido, vistió de negro siempre. 

CONTINÚA LEYENDO