Moda -- Tendencias

Look 24 horas: los monos que llevarás de la noche a la mañana

A medio camino entre el vestido y el pantalón, se encuentra una prenda que tiene la gran ventaja de aliar comodidad y elegancia. El mono, inicialmente propio de los obreros (el famoso mono de trabajo) se ha convertido en una prenda básica de nuestro vestidor en las últimas temporadas. ¿Por qué? Es versátil y juega con los códigos de la moda. No entra en ninguna casilla y se luce por sí mismo.

Te proponemos, a modo de reto, llevarlo de noche a mañana. La infinidad de combinaciones posibles del mono es tal que no tendrás ninguna dificultad para llevarlo durante las 24 horas del día. Para una fiesta en casa, un paseo por el campo o incluso para una noche romántica con tu pareja, no te fallará. La clave consiste en encontrar los complementos que darán el toque elegante, cool o romántico que buscas.

Este verano, apuesta por los colores. Nos encanta el clásico blanco y negro (nunca morirá) pero los tonos vivos y vibrantes despiertan cualquier look. Nuestros favoritos de la temporada son sin duda alguna el rojo pasión y el verde hoja. Con cuñas negras, un mini bolso con flecos y pendientes dorados, tendrás un look 10. La elegancia del mono no depende del largo, puedes optar por modelos cortos muy sofisticados, por ejemplo con encaje, y combinarlos con zapatos de tacón.

Las reglas básicas de morfología se aplican más que nunca a esta prenda. Al igual que para un vestido, haz trampa (por tu bien) y elige modelos que favorecerán las zonas de tu cuerpo que más te enorgullecen. Opta por un mono ceñido si tu cuerpo tiene forma de 8 y modelo de pata ancha si prefieres ocultar tus piernas. No te olvides de los detalle: un lazo, una cintura, incluso  plumas o lentejuelas marcarán la diferencia.

Lleva tu mono de noche con complementos plateados o dorados y porque no, una chaqueta sobre los hombros. ¿El look ideal? Un mono negro con encaje, sandalias doradas, un clutch brillante y una chaqueta de ante. O atrévete con el efecto inverso: un mono brillante y complementos negros. No te pongas límites, ponte el mono y arrasa.