El método Kivin o cómo llegar al orgasmo en sólo 3 minutos

Este truco de sexo oral puede revolucionar tu vida.

Pexels

Hace poco hablábamos del orgasmo femenino, de todos los beneficios que tiene la masturbación y de cómo las mujeres solteras tienen, en solitario, más y mejores orgasmos que las mujeres que están en relaciones estables durante varios años. Al menos eso es lo que dice uno de los últimos estudios sobre sexualidad femenina.

Sin embargo, ahora hemos descubierto una revolucionaria técnica de sexo oral con una premisa de lo más interesante: puede hacer llegar al orgasmo rápidamente, concretamente en tan solo 3 minutos.

Nos referimos al método Kivin, una técnica que puede cambiar las reglas del sexo oral  para siempre y hacer que las mujeres disfruten de un climax increíble de la mano de sus parejas. Sexólogas como Annabelle Knight afirman que bien realizado, este método puede revolucionar la vida sexual de las féminas.

 

Pexels

¿En qué consiste exactamente? Según Knight, la pareja debe colocar su cabeza entre las piernas de la mujer, como es habitual, pero esta debe ponerse de lado. A continuación, se debe colocar el dedo índice y el pulgar a ambos lados del clítoris para levantarlo y estabilizarlo, y luego, en lugar de lamer la vulva hacia arriba y hacia abajo, se debe hacer de lado a lado, directamente a través de la capucha del clítoris, explica la experta.

Este movimiento consigue estimular un área mucho más amplia del órgano femenino que si se hace por el método convencional, según afirman los expertos.

Según el Kivin es mejor acercarse a la vulva por encima de los muslos en lugar de por debajo. La pareja puede colocar el dedo corazón en el perineo de la mujer para sentir las contracciones musculares y controlar cuándo ésta se está acercando al orgasmo. Y en ese momento, es cuando el amante ha de concentrarse en la cima del clítoris y estimularlo con la lengua. ¿El resultado? Fuegos artificiales...

El método Kilvin postula que de esta manera, cambiando la posición de las manos y lamiendo una zona más amplia de lado a lado se trabajan nuevas variaciones que profundizan en la intensidad de las sensaciones. Mientras, los espasmos musculares determinan el momento exacto en el que reducir o aumentar la velocidad, la presión o el ritmo.

Pexels

Puede que a priori esta postura te parezca un poco complicada o incómoda, pero los resultados pueden ser asombrosos. Y es que merece la pena intentar esta técnica si esta logra que se llegue al orgasmo en tan sólo tres minutos…

Numerosos estudios revelan que el tiempo medio que una mujer necesita para llegar al clímax en una relación sexual convencional es de entre 15 y 20 minutos, y que este se suele producir solo en un 65% de los encuentros, algo que puede derivar en una insatisfacción sexual. 

Por eso te recomendamos que pruebes este método y lo practiques (todo se perfecciona con el tiempo). Es divertido salir de la rutina y experimentar cosas nuevas con nuestras parejas. Puede, que después de Kilvin no vuelvas a tener sexo oral de otra forma nunca más...

Continúa leyendo