10 frases que debemos dejar de decir en el trabajo

El nuevo año se presenta ante nosotros con importantes posibilidades laborales. ¡No lo estropees!

Empire
Fotograma de 'Empire'/ FOX.

En el trabajo, igual que en cualquier otro ámbito de nuestra vida, usamos determinadas frases por costumbre o como muletilla que -sin darnos cuenta a veces, otras con todo el propósito- pronunciamos a diario. Y muchas de ellas pueden perjudicarte mucho más de lo que a priori pueda parecerte.

Y no es solo que de cara a tus jefes o superiores usar frases como "No tengo tiempo", "No puedo más" o "No puedo hacer esto" les proyecte una imagen negativa de ti. Es que la repetición constante de determinadas palabras puede calar de forma negativa en tu ánimo, en el ambiente general de la oficia e incluso menoscaba la relación con tus compañeros, creando un entorno laboral nocivo y venenoso.

Así que, como algo a erradicar en este nuevo año, en la redacción nos hemos marcado como propósito el eliminar estas frases de nuestro vocabulario diario. ¿Te sumas a nuestro reto?

1. Estoy muy ocupada ahora mismo y no puedo con eso. ¡Claro que puedes! Lo único es que no debes agobiarte y pensar que todo tienes que acabarlo al instante. Planifica tus tareas.

2. Perdona que te diga, pero con todo el respeto... Como introducción a lo que viene después y que, por supuesto, no es nada respetuoso.

3. Esto es lo que es, no hay más. Aham... ¿puedes ser algo más específica?

4. Pues a mí no me gusta nada tu idea, la verdad. ¿Qué tal cambiarlo por un Vamos a verlo desde otra perspectiva...? Es mucho más educado y menos despectivo, además de que evitar el singular y usas un plural inclusivo.

5. Lluvia de ideas, por favor. Decir esto después de que alguien exponga lo que considera que es brillante equivale a darle una patada. Más tacto a la hora de decir las cosas...

6. Esto lo necesito para ayer. NUNCA, repetimos, NUNCA utilices esta frase. Las cosas son importantes, sí, pero nunca tanto como llega a agobiar escuchar esa frase en la boca de un jefe... 

7. Este proyecto no funciona, tenemos que empezar de cero. La peor frase jamás pronunciada en una empresa a las nueve de la noche cuando la mayoría está deseando irse a casa. 

8. ¿Es que todo lo tengo que hacer yo? No, reflexiona un poco y presta atención al trabajo de los demás, seguro que mucho mejor de lo que crees. 

9. Debes estar más atenta. ¿Es que ahora no lo estoy? Un fallo lo tiene cualquiera. 

10. Este error es imperdonable. Vamos a ver, que no se acaba el mundo porque alguien meta la pata... ¿no?

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS