De la tiara al velo: Meghan Markle y el look que avivó la guerra en cinco claves

Después de que se hayan publicado las memorias del príncipe Harry, 'Spare', se han revelado los motivos por los que hubo confrontaciones durante los preparativos de la boda.

Ha sido una semana repleta de una vorágine de reacciones tras la publicación de las polémicas memorias del príncipe Harry, Spare (En la sombra). El pasado día 10 el mundo entero tenía los ojos puestos en las declaraciones del hijo menor de la princesa Diana. Su relato y sus vivencias han salpicado de lleno a los cimientos del palacio de Buckingham. Además, el duque de Sussex también ha tratado controvertidos temas que en su día acapararon distintos titulares en los medios de comunicación debido al enfrentamiento por los vestidos de las damas de honor de su boda en el que Kate Middleton y Meghan Markle discreparon hasta cómo fue su verdadera relación con su hermano, el príncipe Guillermo.

El príncipe Harry y Meghan Markle
Gtres

Años después de que se celebrara el enlace entre Harry y Meghan, que tuvo lugar el 19 de mayo de 2018 en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor en el Reino Unido, Harry ha contado cómo fue la elección de la tiara nupcial de la que formara parte del elenco de Suits, ya que él sí estuvo presente en ese momento. El príncipe Harry cuenta en su libro que las hermanas de su madre le ofrecieron a su mujer una de las tiaras de Lady Di. Ante este gesto, como era de esperar, Meghan Markle se conmovió. Además, Markle se pasó horas y horas con el diseñador de su vestido para que los bordes festoneados de su vestido combinasen con la tiara de Spencer.

Sin embargo, poco antes de la boda, Harry asegura que la reina Isabel II “se acercó” a la pareja y le ofreció acceso a Meghan Markle a su colección de tiaras. "Incluso nos invitó al palacio de Buckingham para probárselas", cuenta el Duque. Cuando se presenciaron en el vestidor real de la difunta monarca, en el que estuvieron cinco personas (la propia Isabel, un joyero experto en historia que conoce la procedencia de toda a colección real, Angela Kelly, asistente personal de la Reina y Meghan y Harry). "Había cinco tiaras dispuestas y la abuela le indicó a Meg que se las probara delante del espejo de cuerpo entero. Yo me quede atrás, mirando. Una era toda de esmeraldas. Otra de aguamarinas. Cada nueva tiara era más soberbia y deslumbrante que la anterior […] Sin embargo, de las cinco, una destacaba sobre las demás. Todo el mundo estuvo de acuerdo", cuenta el príncipe Harry.

Meghan Markle
Gtres

Después de que, finalmente, Meghan eligiera una tiara, la reina le aconsejó que se probara la pieza con su peluquero antes del día de la boda. Sin embargo, Harry relata que cuando trató de ponerse en contacto con Angela Kelly para conseguir la tiara y hacer la prueba, la estilista no dio señal alguna. No respondió. Cuando finalmente la localizó, Kelly le dijo que sacar la tiara del palacio para una cita con el peluquero de Meghan "no se puede hacer" porque requeriría un asistente y un oficial de policía para protegerla. El primogénito de Carlos III confiesa que esa fue una actitud desafiante y que logró sacarles de quicio. Después, la estilista “apareció de la nada” en el palacio de Kensington.  “Me clavó una mirada que me hizo temblar. Pude leer en su rostro una clara advertencia. Esto no ha terminado”, escribe en sus memorias.

El  príncipe Harry y Meghan Markle
Gtres

Finalmente, Meghan Markle usó la tiara bandeau de diamantes de la reina Mary, cuya pieza central es un broche de 10 diamantes que Mary de Teck recibió como regalo de bodas, del condado de Lincoln, en 1893. Tras lo ocurrido, una de las primeras noticias de que había habido un conflicto se publicó el mismo año del enlace en The Sun. El periodista Dan Wootton afirmó en un artículo: "La Reina advirtió al Príncipe Harry sobre el comportamiento ‘dificil’ de Meghan después de una disputa por la tiara para la boda real".

Unos meses después de la boda Harry y Meghan pusieron rumbo a Estados Unidos, donde empezaron una nueva vida alejados de la Familia Real británica. Actualmente, la tensión es máximas, por lo que la unión con ellos podría romperse para siempre.

 

Sheila González

Sheila González

Continúa leyendo