Mudanza en la Familia Imperial de Japón (y no, no es por la crisis mundial): te contamos todos los detalles del nuevo nidito de Michiko y Akihito

Los emperadores eméritos, Michiko y Akihito de Japón, han abandonado el Palacio Imperial para establecerse en la Residencia Imperial de Akasaka

Nueva era para los emperadores eméritos Michiko y Akihito de Japón. Tras 29 años al mando del Trono del Crisantemo, el padre de Naruhito se vio obligado a abdicar en su hijo. Casi un año después de que se proclamara al heredero, sus padres han decidido abandonar el que ha sido su hogar durante 26 años, el Palacio Imperial.

Según han informado los medios japoneses, la pareja partirá hacia la Residencia Imperial de Akasaka, llegando antes hasta la Villa Imperial Hayama de Kanagawa, para quedarse más tarde en la Granja Imperial de Tochigi, mientras sus pertenencias se trasladas a una residencia temporal en Tokio.

Antes de establecerse en Akasaka, los que fueran emperadores se mudarán a la Residencia Imperial de Takanawa en Tokio, alrededor del 31 de marzo. Este nuevo domicilio tiene mucha historia. Fue anteriormente el hogar del príncipe y la princesa Takamatsu, y ha estado vacía desde que la tía de Akihito muriera en 2004, después de que su marido lo hiciera 17 años antes.  

Esta amplísima residencia cuenta con una superficie de 1592 metros cuadrados desde que fuera construida en 1973, y además cuenta con un sótano debajo de la planta baja. Pero para ser acomodada a Akihito y su esposa, la Residencia Imperial será renovada con ascensores que permitan a la pareja moverse por todo el espacio de manera mucho más sencilla.

Toda la Familia Imperial Japonesa guarda en su archivo recuerdos muy bonitos de este lugar, ya que ahí fue donde se crió el emperador y donde vivió hasta diciembre de 1993. Unos años más que buenos para el Imperio del Sol Naciente, que a día de hoy no atraviesa su mejor momento.

Hace tan solo un año que la esposa de Akihito, la exemperatriz Michiko, fue operada de cáncer de mama. Un mes antes de que saliera a la luz la noticia, se anunció que la madre de Naruhito tenía un tumor maligno en etapa uno. No obstante, el tumor detectado en el seno izquierdo de la emérita está en un estado temprano. Pero ese no es el único problema que aqueja a la nuera de Masako, que también ha tenido que hacer frente a una dificultad a la hora de respirar.

La Casa Imperial se tambaleaba por momentos por la aparición del coronavirus. La pandemia trastocó a gran parte de la población asiática, motivo por el que se ha visto eclipsado el que sería uno de los años más felices de la ‘Era Reiwa’ con la coronación de Naruhito.  

Continúa leyendo