Pablo Urdangarín, más que nunca, tras la estela de su padre

El balonmano es la pasión que ha unido a padre e hijo desde siempre, pero ¿cuál es el futuro del joven?

Pablo Urdangarin inició su carrera deportiva cuando era un niño tal y como hizo su padre Iñakien sus comienzos. Su andadura comenzó cuando formó parte del equipo de balonmano del Liceo Francés, más tarde pasó al Esplugues, donde entrenó los años en los que estuvo viviendo en la ciudad de Barcelona. Sin embargo, la mudanza al extranjero se truncó y su participación en el club, aunque no sus entrenamientos ya que siguió en Suiza. Una vez tuvo la edad de profesionalizarse en este deporte que se ha convertido en su estilo de vida, herencia de su padre, se trasladó hasta Alemania donde militó durante tan solo una temporada en el TSV- Hannover-Burgdof.

Pablo Urdangarin
Gtresonline

Esto fue así hasta que fue fichado por otro club, el HBC Nantes, un equipo potente de la liga francesa. Aquí es necesario mencionar que dicha confederación del primer y segundo equipo tiene como responsables a conocidos y amigos de Iñaki Urdangarin. Una oportunidad de oro para Pablo, pero que debido a la crisis sanitaria que azota ya todo el mundo, se quedó fuera del plan inicial y no llegó a terminar la temporada.

Pablo Urdangarin
Gtresonline

De modo que, se trasladó a Barcelona junto a su tía Ana, que además es un ambiente en el que se siente de lo más cómodo debido a que tiene una excelente relación con sus hijos. El joven deportista que ha pasado la pretemporada entrenado con el Barça está buscando un nuevo equipo donde jugar, pues todavía no se han cerrado las fichas de los jugadores, por lo que está a tiempo de encontrar su lugar. Sin embargo, la intención de Pablo Urdangarín no es otra que la de vivir en la ciudad catalana y jugar en el Esplugues.

Claire Liebaert, Infanta Cristina, Iñaki y Pablo Urdangarin
Gtresonline

En cuanto a su atípico verano, el nieto de Don Juan Carlos ha pasado unos días con su familia en Bidart, donde se dejó ver paseando por la playa con su madre y sus hermanos antes de su traslado a Barcelona. Si Pablo finalmente consigue el objetivo de jugar en el equipo barcelonés tendrá la posibilidad de visitar a su padre en prisión con más frecuencia que hasta la fecha. De esta manera, podrán estar más unidos padre e hijo en la estancia que el exduque de Palma está en Brieva, ya que tendrá que esperar al tercer grado debido a que la Fiscalía se opone a dicho privilegio que le otorgó el juez.

Continúa leyendo