Marie Claire

Las tiaras que marcan la pauta en la nueva era del Imperio del Sol Naciente

Hace unos días, la Familia Imperial sacó algunas de sus piezas más destacadas para la proclamación del nuevo heredero

El pasado año, el país del Sol Naciente se vistió de tiros largos para una las celebraciones más importantes de los últimos tiempos. Numerosas casas reales no quisieron faltar a los actos con motivo de la entronización del nuevo emperador Naruhito y el inicio de una nueva etapa en el país. Desde los reyes de Holanda hasta don Felipe y doña Letizia, todos ellos se concentraron en unas celebraciones que duraron dos días en Tokio.
Ahora, algo más de un año después, le ha llegado el turno al príncipe Akishino, hermano del actual emperador, que acaba de ser proclamado de manera oficial heredero al trono, ya que Naruhito y Masako no tienen hijos varones y la ley nipona no permite que las mujeres accedan al Trono del Crisantemo. A pesar de que estaba previsto que esta ceremonia se celebrase en el mes de abril, las complicadas circunstancias de los últimos meses han provocado que se retrase, a la vez que han hecho que esté marcada por las nuevas normas higiénicas y sanitarias. No obstante, el acto ha tenido lugar con toda la pompa posible en estas circunstancias y se ha hecho un importante despliegue. Una ceremonia más breve de lo habitual en la que se han respetado las costumbres ancestrales de este ritual, llamado Rikkoshi no Rei.
Gtres

MasakoGtres

Pese a que Akishino es heredero de facto desde que Naruhito asumió el trono, ahora también lo es de iure, gracias a esta proclamación oficial. Una celebración en la que hemos podido ver algunas de las piezas más espectaculares del joyero nipón, tal como requería la ocasión.
Akishino y Kiko de Japón han lucido los kimonos naranjas que forman los trajes tradicionales y se han presentado ante los cincuenta invitados que han asistido al evento. El heredero ha pronunciado un breve discurso en el que ha jurado cumplir con sus obligaciones reales antes del rito en sí. No ha habido ni desfile ni banquetes, pero sí una audiencia en la que han participado los emperadores y los herederos.
En esta ocasión, aunque tanto Masako como Kiko han vestido de blanco, entre ellas ha habido una clara diferencia en la elección de las joyas. Masako, como emperatriz ha utilizado la tiara Meiji, conocida como la tiara de las emperatrices. Se trata de la diadema más antigua de la colección real y cuenta con una base lisa decorada con varias ondas terminadas con grandes diamantes, uno de ellos más grande que el resto. La tiara fue creada por Chaumet en el año 1885 y es una joya que está reservada exclusivamente para las emperatrices. Además de esta, hay otra diadema más que solo pueden utilizar las emperatrices, la tiara del crisantemo, que todavía no ha llevado Masako.
Gtres

KikoGtres

Por su parte, Kiko, que algún día será emperatriz, ha optado por su tiara nupcial, la tiara Akishino. Realizada en diamantes y con forma geométrica, es la única tiara que la Princesa ha llevado hasta ahora, aunque es posible que a partir de este momento se amplíe su abanico de posibilidades.
tracking