La solución vintage a todos los problemas

Gemelas, aventureras y fans de la cosmética, Jean y Jane Ford crearon en 1976 en San Francisco una boutique de productos de belleza muy especial. Son las creadoras y directoras de Benefit Cosmetics: las entrevistamos.

Anna Arbiol/03 de octubre de 2008

La solución vintage a todos los problemas Gemelas, aventureras y fans de la cosmética, Jean y Jane Ford crearon en 1976 en San Francisco una boutique de productos de belleza muy especial. Son las creadoras y directoras de Benefit Cosmetics y, de paso, unas personas divertidas y creativas cuya misión es hacernos más bellas de la manera más sencilla. Dales un problema, que ellas (y Benefit) te lo resolverán.

Su primera creación propia fue un tinte, a petición de una bailarina exótica, que diera color a los pezones; hoy, es su producto más vendido, Benetint, aunque ahora se aplica a los labios y las mejillas. Estamos ante la firma más auténtica, original y retro de la cabeza a los pies que hay en el mercado, y hemos podido hablar con las dos hermanas para que nos cuenten un poco cómo se puede llegar a ser las reinas del vintage de la manera más vanguardista.

Marie Claire: Qué curioso, lleváis más de treinta años trabajando juntas y aún os mantenéis unidas. ¿Sois realmente una empresa familiar, aunque habéis traspasado fronteras?
Jane Ford: No podría trabajar con otra persona que no fuera mi hermana.
Jean Ford: ¡Gracias, Jane! ¡Lo mismo digo! Como en cualquier familia, a veces nos peleamos, y eso es bueno, pero siempre hemos estado juntas en lo bueno y en lo malo.

MC: ¿Cuál es el papel de cada una en Benefit?
Jane Ford:: Yo he aprendido de Jean que no hay límites en la creatividad y que no es un proceso. O tienes un don o no lo tienes.
Jean Ford: Los números son una forma de arte para mi hermana. Yo he aprendido de ella la filosofía de que eres tan buena como lo ha sido tu vida. También que no debo criticarme por no tener ese "qué se yo".

MC: Así que todo empezó con una bailarina exótica que quería dar color a sus pezones y ¡zas! Ahí estaba vuestro producto estrella, Benetint. ¿Habéis tenido más demandas de este tipo?

Jean Ford: Bueno, podríamos decir que la máscara de pestañas Bad Gal Lash, que es otro de nuestros productos estrella, que también responde a este perfil. Son como pestañas postizas metidas en un tubito.
Jane Ford: Bad Gal representa todo lo que es Benefit: un resolvedor de problemas.

La solución vintage a todos los problemasMC: Lo primero que llama la atención de vuestros productos es su maravilloso packaging, en un estilo retro de lo más auténtico. ¿Por qué decidisteis usar este tipo de envase, y más ahora que las marcas apuestan por el minimalismo?
Jean Ford: Durante años, Jane y yo hemos coleccionado piezas vintage que nos han servido de inspiración. Desde maniquís, hasta posters, bolsos y un montón de revistas muy antiguas.
Jane Ford: Hay algo muy romántico en el pasado. Para nuestro packaging usamos tanto piezas modernas como old fashioned para crear productos que las mujeres quieran llevar en sus bolsos o mostrar en su tocador.

MC: Otra cosa que sorprende mucho de las referencias de Benefit es el gran sentido del humor que hay en todas ellas. Desde los divertidos nombres, hasta las completas y humorísticas explicaciones sobre cómo aplicarlos, todo sorprende y más en el mundo de la belleza, que parece que se toma tan en serio a sí misma...
Jane Ford: Espero que nuestros productos hagan que la gente se sienta bien, inspirada y que sonrían cada vez que saquen una pieza de Benefit de su neceser.
Jean Ford: Queremos que la gente se sienta feliz cuando piense en Benefit y que las mujeres tengan más confianza en sí mismas.

MC: ¿Cuál es vuestro ideal de belleza?
Jane Ford:
Una mujer que tiene confianza en sí misma es bella.
Jean Ford: La sonrisa. No hay nada que ilumine más un rostro que una sonrisa.

MC: Benefit ya se vende, además de en Estados Unidos, en lugares tan dispares como varios países europeos, Australia, Arabia Saudí o Sudáfrica. ¿Cómo lo hacéis para tener productos para tantos tipos diferentes de mujer?
Jane Ford: Nuestros productos están desarrollados para todos los países, etnias y religiones. De hecho, los probamos en nuestro cuartel general de San Francisco en mujeres de distintas razas y nacionalidades.

MC: Después de ser durante años un pequeño y floreciente negocio familiar, ahora Benefit es parte de la familia LVMH. ¿Cómo lo hacéis para no perder vuestra identidad dentro de un grupo tan grande?
Jane Ford: La verdad es que tenemos mucha suerte por estar en un grupo tan importante como LVMH.
Jean Ford: Además, nos han apoyado mucho desde el principio así que no hemos tenido que hacer nada especial.

Algunas recomendaciones del suculento menú Benefit
Además de incluir un retrato vintage de las hermanas Ford en blanco y negro, también es uno de sus productos más célebres, Depuffing Action Eye Gel. Se trata de un gel para eliminar las bolsas de los ojos y refrescar la zona. ¡Es mágico! Si lo dice el envase, verdad será.

{jgxgal folder:=[images/stories/contenidos/psicobelleza/benefic] cols:=[2]}

Ahora que ya se nos ha difuminado del todo el resto de bronceado que nos quedaba, nada mejor que aplicarnos unas dosis de Hoola, unos polvos bronceadores que aportan un tono natural y mate. Incluyen un pincel que permite un aplicado perfecto.

Para un efecto sorprendente en nuestras pestañas, acaba de aterrizar BadGal Plum, una máscara que intensifica el color natural de los ojos gracias a su tonalidad ciruela. Los ojos verdes serán los más favorecidos, ya que resalta especialmente su color. Tiene la misma fórmula que su célebre BadGal, de manera que además de esta novedad de colorido también aporta volumen y sensualidad a las pestañas.

Etiquetas: benefit

Continúa leyendo...

COMENTARIOS