Tratamientos para mejorar el óvalo facial

Hay intervenciones sencillas que ayudan a terminar con el complejo que provoca el paso del tiempo en la zona de la mandíbula y el cuello. Lee atentamente.

óvalo facial

Hay una zona de nuestra cara que suele preocupar tanto al sexo femenino como al masculino, de hecho es una de las intervenciones quirúrgicas más habituales: el óvalo facial. Principalmente la zona de la mandíbula y cuello es la que más complejos nos provoca, ya que a medida que pasa el tiempo esta zona tiende a descolgarse. No es síntoma del paso del tiempo solamente, hay rostros, más bien redonditos o con poca barbilla que también sufren de un óvalo facial poco marcado. A día de hoy la cirugía ha avanzado mucho y hay intervenciones sencillas que ayudan a terminar con este problema. Si no te atreves con la cirugía,  también te mostramos ciertos tratamientos que ayudan a tensar estas zonas y consiguen acabar de forma menos drástica con este pequeño defecto.

Medicina estética

La medicina estética se diferencia de la cirugía en que los tratamientos no incluyen técnicas invasivas (o son semi invasivas), de forma que podemos obtener grandes resultados sin tener que someternos a duras operaciones.  Este tipo de correcciones se realizan mediante inyecciones subcutáneas aplicando “materiales” de relleno, que son sustancias compatibles con nuestro organismo y sirven para corregir o dar volumen. Los resultados pueden durar meses o incluso años, dependiendo del material. La mayoría de ellos se encargan de estimular la producción natural de colágeno y se aplican en todo tipo de mejoras faciales, ya sean labios, arrugas o definición de ciertas zonas. Normalmente este tipo de tratamientos se pueden realizar en una sola sesión, no son complicados y te permiten hacer vida normal en un par de días simplemente porque en algunos casos se aplica anestesia local. A veces son necesarias más de una sesión para que el resultado sea el deseado pero siempre será de una forma sencilla e indolora.

Radiofrecuencia

Las ondas de radiofrecuencia actúan directamente sobre el colágeno, consiguiendo que se regeneren las fibras. La piel se estira, se tonifica y se engrosa por medio de este tratamiento que aplica un tipo de radiofrecuencia determinada dependiendo de cada paciente y de sus necesidades. El tratamiento puede suponer ciertas molestias en el paciente durante su aplicación y las sesiones serán más o menos dependiendo del método que apliquemos (pueden variar entre una sesión y cuatro).

Masajes faciales

Óvalo facial2

Una de las formas más sencillas para corregir el contorno de nuestro rostro son los masajes. Este tipo de masajes ayudan a proporcionar firmeza al rostro y tonificar los tejidos. Si eres de las que prefieren este tipo de remedios, te recomendamos que acudas a un especialista y te ayude a redibujar tu óvalo facial. Estas sesiones de masajes favorecen la oxigenación de los tejidos y activan así, la producción de colágeno. Un buen masaje de un especialista, unido a unos buenos cosméticos pueden ayudarte a solucionar tus complejos de la forma más natural y menos agresiva.

Tratamientos de última generación

Para las más atrevidas, podéis optar por el tratamiento “Hilos Push Up”. Se trata de la implantación de hilos debajo del cuero cabelludo y la piel que son capaces de redefinir el óvalo de la cara y el cuello en una sesión única y con una perdurabilidad de más de 2 años. Esta técnica se realiza con anestesia local y provoca una reacción inflamatoria que se mantiene durante unas 48 horas aunque el paciente puede hacer su vida normal inmediatamente. El tratamiento de “Hilos Push Up” puedes encontrarlo en El Instituto Médico Láser (917024627).

Puedes conseguir grandes resultados si optas por buenos profesionales y clínicas especializadas ya que se trata de tu rostro y una mala gestión profesional puede traerte consecuencias para toda la vida.

Etiquetas: óvalo facial

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS