8 consejos para prevenir las rozaduras en los muslos

Los vestidos, los shorts, las faldas, ¡sí, sí! Pero, ¿qué hacemos quiénes nos rozan los muslos y es imposible ponerse este tipo de ropa si no quieres acabar con una irritación? ¡Atenta a estas soluciones!

Prevenir rozaduras en los muslos

Que levante la mano la chica a la que en verano no le ha salido una rozadura entre las piernas.

Y es que, casi todas las que no tenemos los muslos separados o thigh gap, cuando llega el verano inventamos mil fórmulas para evitar esas rozaduras. Vestidos, faldas o los shorts nos complican la vida a la hora de elegir una ropa que nos guste, que estemos cómodas y que, sobre todo, no nos moleste en los muslos.

Pero, como contra la moda no podemos luchar, vamos a proponer unos consejos para aquellas que somos ‘juntas de piernas’. A algunas les funcionarán unos consejos, a otras, otros:

1. Polvos de talco

Una medida que suele funcionar, sobre todo, para secar el sudor. Sin embargo, no es muy cómodo de llevar en el bolso ya que los botes suelen ser bastante grandes y, además, deja algo de mancha blanca entre las piernas. Aun así, parece que funciona.

2. Stick anti rozaduras

Un stick para prevenir las ampollas de los pies, también funciona para las piernas. Nos lo aplicamos, dejamos que se cree la ‘película invisible’ que nos protegerá de nuestras rozaduras et voilà! Rozadura solucionada.

3. Crema de caléndula

Valdría cualquiera que encontremos en el mercado. Lo que va a hacer es hidratarnos mucho la piel y, de esta forma, al rozar los muslos resbalan entre sí y evitan las rozaduras.

4. Vaselina

Otro de los remedios caseros para las rozaduras entre los muslos es la vaselina. Mejor si es líquida. Aplícatela y renueva el producto tantas veces como sea necesario.

5. Cremas hidratantes

Cualquier tipo de crema especializada en hidratar la piel y prevenir rozaduras. Nutracel, Labocane, Natusan… Muchas marcas y diferentes tipos de crema para elegir la que nos venga mejor.

6. Mallas de licra

Si sales a correr y llevas unos pantalones cortos pero a la vez anchos, usa unas mallas cortitas debajo de licra, para evitar que, al levantarse los pantalones que llevamos por fuera, nos rocen los muslos.

7. Una braga pantalón

Otra de las opciones es ponerse una braga-faja. Sí, no es sexy, lo sabemos, pero, ¿comodidad o estar sexy? Además, para debajo de un vestido se pueden poner sin problemas. Con el pantalón de la fajita lo que haremos es evitar que los muslos nos rocen. Para vestidos o faldas van perfectas.

8. Bandalettes

Bandalettes

Si, por el contrario, os gusta más llevar pantalones (y actualmente los shorts que encontramos son demasiado cortos para nuestros muslos) o usamos algún producto de los anteriores o nos ponemos estas ligas. Se llaman Bandalettes, ¡mucho más sexys que una faja, ni comparación! Son una especie de ligas de varios colores, que tienen una capa de silicona en la parte interior que hará que no se mueva del lugar en el que nos las ponemos. Elige tu talla, elige el color y ponte esos pantalones cortos que te encantan pero que son imposibles por las rozaduras.

Etiquetas: crema hidratante, shorts

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS