Tónico desmaquillante: ¿Por qué es tan importante para la piel?

Muchas de vosotras, seguramente, os saltéis este paso pero... ¿por qué estáis haciendo mal? Os lo explicamos.

Imaxtree

 

Seguro que has oído hablar del tónico y de lo importante que es en la limpieza del rostro. Pero, ¿a que desde que usas agua micelar para desmaquillarte lo has dejado de utilizar? La pereza o no saber muy bien qué función tiene hace que le destierres al cajón de los productos de belleza que ya no utilizamos. Pero, ¿sabes para qué sirve un tónico facial? "Entre sus múltiples funciones, una de ellas nos ayuda a completar una rutina de limpieza, ayudando a cerrar los poros así como eliminar la aparición de posibles bacterias. Debe de ser usado, dos veces al día, entre la limpieza del rostro y la crema hidratante", nos explican desde Kenfay.

Y, además, el tónico en tu piel actúa de la siguiente manera:

  • Equilibrar el pH neutro de nuestra cara
  • Un uso constante del mismo consigue que tu piel esté más sana y tersa
  • Gracias a su textura y aroma, el tónico es considerado un agua multi-sensorial que beneficia la piel y los sentidos
  • Es muy recomendable para combatir el acné, las arrugas
  • Retirar los restos de maquillaje

 

Beneficios del tónico en tu piel


"Además de equilibrar el pH neutro de nuestra cara, al aplicar el tónico de manera constante notarás enseguida como la piel está más sana y sentirás un efecto refrescante, por supuesto, mayor hidratación, tus poros quedarán cerrados y contarán con una barrera que impida que los factores externos como el frío o las bacterias busquen un sitio en tu cara sin que te des cuenta", nos aclaran desde Kenfay.

 

Laura Izquierdo, química, facialista y fundadora de Izba Nature, nos aclara que "existen muchos productos tonificantes en el mercado y en muchas ocasiones no se entiende muy bien su función ni utilidad. Además, en muchos casos no sirve para mucho si no se escoge el producto adecuado. Para completar el proceso de limpieza es fundamental el uso de un tónico. Muchos limpiadores faciales y jabones presentan un pH en contacto con la piel básico, lo opuesto al pH de nuestra piel que es ligeramente ácido, pH 5.5, este cambio de pH genera un desequilibrio en el manto hidrolipídico que es necesario restaurar para mantener la barrera de protección natural de la piel, ya que de no hacerlo pueden empezar a aparecer alteraciones como sequedad, manchas, poros dilatados, arrugas, etc".

Y continúa explicando porqué es fundamental elegir uno que, además, sea el idóneo para nuestra piel: "es clave escoger un tónico facial que sea activo, ligeramente ácido sin que incorpore alcoholes que provocan deshidratación. Lo ideal es que elijamos uno que sea capaz de limpiar la piel en profundidad, que elimine el exceso de células muertas y realice una suave exfoliación controlada diaria, ya que de esta manera se acelera el proceso de regeneración celular, ya que además de mejorar la microcirculación sanguínea, la piel recibe el mensaje: "regenérate más deprisa porque yo estoy quitándote capas". Además si aporta ácido hialurónico conseguirá que aumente tu nivel de hidratación y la luminosidad de tu rostro, cuello y escote".

¿Cómo aplicamos el tónico?

Deberás utilizarlo dos veces al día, en tus dos procesos de limpieza de rostro, y, sobretodo, si estas expuesta a la polución, a fumadores o has realizado actividades al aire libre. Aplícalo con un algodón humedecido en el tónico y realiza ligeras presiones a lo largo del rostro, cuello y escote. Y, como último consejo, se recomienda presionar suavemente con las palmas de tus manos en tu piel al terminar. para que penetre en profundidad. 

 

Trucos y consejos de utilización

Imaxtree

 

La farmacéutica Esther Sansi nos revela sus trucos de belleza a la hora de limpiarse el rostro: 

Lo primero, sin duda: la limpieza, el paso clave 


"Siempre utilizo un limpiador suave -para no dañar la barrera cutánea- y que tenga un gran poder de arrastre, además de antiséptico -para mantener a raya los gérmenes-, y con un pH ligeramente ácido para evitar la colonización microbiana. Sin una limpieza previa adecuada, todo lo demás no sirve. Para mí lo ideal es realizar la limpieza dos veces al día, pero si un día no tengo tiempo priorizo siempre el ritual nocturno”. 

Y, como domina las formulaciones de los productos y cómo evoluciona la piel a lo largo de las estaciones, nos explica que "hago algunos ajustes en mi rutina según la estación del año. Ahora en primavera utilizo Flash Eclat Mousse Netoyante de Laboratorios Novexpert, que tiene una función antioxidante y ayuda a unificar el tono por su contenido en vitamina C. Me encanta porque en realidad es un producto ‘2 en 1’: además de limpiar el maquillaje, realiza una exfoliación superficial suave a la par que muy completa gracias a que su fórmula incluye extracto de papaya". 

La farmaceútica nos da un último consejo: "masajear durante 1 minuto para ayudar a que el producto actúe y penetre en la piel, (tanto con las manos como con un gadget), aclarar con abundante agua templada y secar a pequeños toquecitos, sin frotar. ¡No es mucho tiempo y la diferencia se nota!". 

El tónico, el gran olvidado

 

Preguntamos a Esther Sansi por qué cree que las mujeres hemos dejado de utilizar est producto y nos explica que "creemos que esto se debe a la falta de información entre las consumidoras… Recomiendo incorporarlo en la rutina. Desde Farmacia Sansi recomendamos huir de los productos astringentes y remarcamos su importancia, ya que nos ayuda a rematar correctamente el paso de la limpieza, cierra los poros y prepara la piel para el siguiente paso, además de refrescar, aumentar el riego sanguíneo, revitalizar y rejuvenecer".

Un último paso que no te debes olvidar, y nos matiza que "para rematar la limpieza, cerrar poros y preparar la piel para el siguiente paso, refrescar, aumentar el riego sanguíneo, revitalizar y rejuvenecer utilizo Antioxidant HydraMist de Dermalogica, que aporta agua y compensa su posible pérdida durante la limpieza. Es uno de mis must de belleza, ¡no puede faltar en mi bolso! Al ser en spray, lo utilizo a mitad del día para refrescar y darle un plus de antioxidantes, incluso sobre el maquillaje". 

El consejo de la farmacéutica para el tónico: "guardarlo en la nevera. ¡Descongestiona aún más!".

Falsos mitos del tónico facial

Pedro Catalá, cosmetólogo y fundador de Twelve Beauty, te descubre algunas verdades y mentiras que rodean a la fama de este producto. El gran olvidado de la rutina facial diaria y sus leyendas urbanas:

1. El alcohol en el tónico tiene efecto astringente

Falso: Muchas tónicos incluyen alcohol en sus fórmulas para dar estabilidad, para evitar el crecimiento bacteriano y para aumentar la solubilidad de los aceites esenciales o los perfumes. Pero lo cierto es que el alcohol, sea sintético o natural, es muy agresivo para la piel y la seca demasiado.

2. Es un producto fácil de preparar en casa

Falso: Hay muchas recetas en internet donde se recomienda hervir una bolsa de te y añadir miel o aceites esenciales para conservarlo. Lo desaconsejo completamente, esta preparación es un medio de cultivo perfecto para bacterias y hongos.

3. Es el paso siguiente a la limpieza para eliminar restos de maquillaje incluso restos del producto de limpieza

Falso: una limpieza correcta tiene que ser suficiente para que no quede ningún residuo en la piel.

4. Sustituir el tónico por agua de rosas o jazmín es una perfecta alternativa natural

Falso: las aguas de rosas o de jazmín son muy agradables pero aportan muy poco a la salud de la piel y en ningún caso sustituyen al tónico.

5. Es aconsejable utilizar un tónico exfoliante 3 veces por semana

Falso: Una exfoliación repetida puede causar graves daños a las capas superiores de la epidermis dado que estos productos contienen elevadas dosis de exfoliantes químicos en sus fórmulas.

El tónico en spray es perfecto para usarlo en el avión y evitar que la piel se deshidrate

Falso: sucede justo al contrario. En general, los tónicos está formulados humectantes que en un ambiente seco, como el interior de un avión, atraen el agua de la piel dejándola deshidratada.

Gloria Vázquez Sacristán

Gloria Vázquez Sacristán

Vivía dividida entre ser escritora, panadera o guionista de cine. No concibo la vida sin música, un verano sin libros, ni una buena conversación que no sea en torno a un plato de comida. Apasionada de la moda y la belleza desde pequeña, amante empedernida de los deportes de montaña y acuáticos, coleccionista de perfumes y tacones que no aguanto más de dos canciones. No recibí la llamada de la medicina, como le hubiera gustado a mis padres, pero sí sentí la necesidad de buscar el bienestar de los demás y a eso me dedico, humildemente, con mi pluma o mi teclado, desde aquí, todos los días.

CONTINÚA LEYENDO