Dime dónde te rozan las zapatillas y te diré cómo atártelas

Sí, sabemos que desde hace años te atas tú solita los cordones. Pero, quizás lo estés haciendo mal, sobre todo si sales a correr. No te pierdas esta info que ha preparado Martín Giaccheta, el entrenador de las celebs.

¿Sientes presión en el empeine?

atar cordones

 

1.- Empieza atando los cordones en forma de zig-zag

2.- Seguidamente, pasa los cordones por los extremos, de esta forma la presión sobre el empeine se reduce.

3.- Repita de nuevo el zig-zag, hasta el final.

 

 

 

¿Rozaduras en los extremos?

atar cordones

 

1.- Empieza por enhebrar el cordón solo a través de los extremos. Al rodear la zapatilla con el cordón, los dedos no sienten tanta presión.


2.- Al principio del empeine, empieza a cruzar los cordones en forma de zig-zag.

 

 

 

¿Uñas negras o molestias en los dedos?

atar cordones

 

1.- Cruza uno de los cordones desde el dedo gordo hasta el final en diagonal. Con este gesto, la puntera se levantará y los dedos tendrán más espacio.


2.- Enlace el cordón sobrante en la diagonal hasta el ojal superior al lado opuesto.


3.- Abrocha la zapatilla como de costumbre.

 

 

¿Se te sale el talón?

atar cordones

 

1.- Enhebra las zapatillas como de costumbre hasta el penúltimo ojal.


2.- Después, enlaza hasta el último ojal en forma vertical.


3.- Cruza el cordón y pásalo por el lazo del otro lado. De esta forma el tobillo obtiene un mayor apoyo y el pie no se siente presionado.


4.- Abrocha la zapatilla como de costumbre.

 

 

 

¿El pie se te desplaza hacia atrás y adelante?

atar cordones

 

1.- Enhebra la zapatilla en zig-zag hasta la mitad del pie.2.- Después, pasa el cordón dos veces por el mismo ojal.


3.- Luego, pasa el cordón por el nudo que has creado, la doble lazada del pie aportará más apoyo.


4.- Sigue enhebrando la zapatilla en zig-zag hasta el final.

 

 

 

Además, no te olvides nunca de desatarte los cordones cuando te descalces. Parece una obviedad pero, si no lo haces, la zapatilla se va deformando y perdiendo su elasticidad.



Fuente: información elaborada por Martin Giacchetta para STYLIGHT.ES

Etiquetas: correr, zapatillas

Continúa leyendo...

COMENTARIOS