Pole dance: ¿un deporte sin lesiones?

Subirse a una barra, girar, hacer acrobacias… Parece muy divertido pero también cosa de atletas. Si hago pole dance, ¿puedo lesionarme?

Lesiones en pole dance

Subirse a una barra, girar, hacer acrobacias… Parece muy divertido pero también cosa de atletas. Si hago pole dance, ¿puedo lesionarme?

Esta es una de las preguntas que se hacen muchas personas que tienen en mente apuntarse a clases para bailar en una barra americana.

Sin embargo, aunque no te lo creas es un deporte que tiene muy pocas lesiones, siempre que se practique en un lugar adecuado con la ropa idónea para hacer pole dance.

Lesiones en pole dance

A diferencia de lo que se puede pensar a simple vista, el pole dance es un deporte que se puede practicar a cualquier edad y en el que se fuerza muy poco ya que solo hay que levantar el peso del propio cuerpo.

Por lo tanto, no hay muchas lesiones en el baile en barra americana. Dejando de lado el riesgo de caída, lo más molesto son las quemaduras por contacto, que a veces ocurren, nos cuentan las profesoras de esta disciplina.

Antes de empezar a trabajar es fundamental comenzar con unos estiramientos y un calentamiento básico para poner el cuerpo en marcha. Así se evitan lesiones y desgarros musculares, otra de las consecuencias de bailar pole dance.

Tras la clase también es básico realizar otra sesión de estiramientos, al igual que hacemos cuando practicamos cualquier otro deporte.

La ropa adecuada

Otra de las claves para evitar caídas y lesiones es llevar la ropa adecuada: camiseta o top, culotte de algodón y deportivas. Es importante que la piel esté en contacto directo con la barra para no escurrirse. Tejidos de lycra no son recomendables en este deporte.

El pelo hay que llevarlo recogido y nada de joyas: anillos, pulseras, collares… Son para llevar después de la clase.

Continúa leyendo...

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS