¿Cómo se deben maquillar el cuello y el escote? Aprende a potenciarlos

Te damos las claves para sacarles el máximo partido.

Getty

Comparables con la cara, el cuello y el escote son dos áreas delicadas que deben tenerse en cuenta y que se pueden resaltar a través del maquillaje. Con las acciones correctas y los productos de calidad, nuestro maquillaje solo puede quedar mejor.

Cuello y escote: el cuidado es primordial

No maquilles un cuello que no está cuidado, del mismo modo que no lo hagas con una cara que no está limpia. Es por eso que lo primero que debe hacer para cuidar tu cuello y tu escote es protegerlos de los estragos del sol. Estas partes de nuestro cuerpo siempre deben estar expuestas debajo de una buena capa de protector solar.

Del mismo modo, no debemos descuidar las cremas exfoliantes e hidratantes. Se recomienda hacer una rutina de mascarillas cada dos semanas. Después de limpiar cuidadosamente nuestra piel, optamos por productos que se aplican en capas delgadas para eliminar la piel muerta.

Finalmente, nos ponemos los sérums y las cremas con una acción reafirmante para darle a nuestro cuello y escote una apariencia más lisa y firme.

Masajea el cuello y el escote con movimientos circulares comenzando en el centro del pecho, y luego prolongarlo hacia los hombros. Luego ascendemos con las palmas de las manos desde la base del cuello hasta la barbilla. Estos gestos simples son perfectos para tonificar y dar más elasticidad a la piel.

Camufla las imperfecciones para un acabado natural

Getty

Nunca es suficiente recordarlo: el cuello y el escote no deben olvidarse en nuestra rutina de maquillaje. Una línea que separe la cara y el cuello es, en todas las circunstancias, un paso en falso. Para un acabado perfecto sin demasiadas complicaciones es necesario pulverizar completamente el área haciendo grandes movimientos circulares.

Para ocultar pequeñas imperfecciones, elegimos una base líquida específica para el cuerpo o unos bronceadores. Finalmente, recuerda que hay iluminadores específicamente diseñados para crear el escote. Aportan un toque de luz y lo resaltan para obtener un resultado que marca la diferencia.

Juega con las sombras y engaña en el escote

Para dar la sensación de un pecho más voluptuoso siempre podemos contar con el maquillaje. Para un pecho atractivo y elegante, con un efecto push-up de sujetador, protegemos nuestro vestido favorito con un pañuelo y utilizamos nuestros pinceles para contornear.

El truco: aplicar un bronceador en el canalillo del pecho. Luego, sube con el pincel siguiendo la curva de los senos para dibujar una V con un semicírculo en cada lado. Luego aplica un polvo iluminador ligeramente perlado en la parte visible de los senos, debajo de las líneas dibujadas previamente. Pase lo que pase, evite el efecto de resplandor, porque el resultado debe ser, sobre todo, natural. 

Si uno se embarca en la aventura del contouring uno siempre debe asegurarse de difuminar las líneas, porque nada es más antiestético que una separación demasiado visible. ¡Con esta técnica, ganas un talla más de sujetador!

No olvidemos quitar el maquillaje del cuello y el escote al final del día. Para hacerlo lo más eficientemente posible, elegimos una toallita limpiadora que limpia el área rápidamente y bien.

Continúa leyendo