7 errores (que todas cometemos) al usar la plancha del pelo

Si eres una adicta a este gadget beauty –sea para alisarlo, ondularlo o rizarlo-, necesitas leer esto.

7 errores (que todas cometemos) al usar la plancha del pelo
Imaxtree.

¿Estás estropeando tu cabello cada vez que lo peinas con la plancha? Puede que sí, puede que no, depende de cómo las uses. Si lo haces de la manera correcta, no deberías preocuparte; pero si cometes alguno de los fallos que relatamos a continuación, cuidado, cuidado, porque tu cabello podría estar deteriorándose poco a poco. 

La adicción a la plancha es una enfermedad de nuestra época. La presión por llevar el pelo siempre perfecto puede llevarnos a tener cierta dependencia (rayando en la obsesión) de la plancha del pelo, tenacillas, secadores y demás stylers. Los expertos no paran de repetirnos que el abuso de fuentes de calor como estos aparatos es perjudicial... ¿Recuerdas a Blake Lively interpretando a Serena van der Woodsen? Su pelo nunca estaba tan pulido como el de Blair porque la actriz insitía en que no quería dañar su cabello. El resultado es que Blake sigue con su pelazo y a Leighton Meester necesitamos ponerle un detective privado para saber qué es de ella... Aunque esto no tenga que ver directamente con su pelo. 

 

 

También te puede interesar:

¡Enumeremos juntas!

Errores con la plancha
Imaxtree

1. No preparas tu cabello antes de plancharlo. ¡MAL! Siempre debes proteger tu melena antes de pasar la styler. Secadores y planchas estropean la fibra capilar al aplicar calor directamente sobre ella, así que es importante utilizar un protector antes; también es recomendable, si el uso es continuado, utilizar un champú reparador e hidratante.

2. Seleccionas siempre el nivel máximo de calor. ¿Crees que a más temperatura, mejor resultado? No, y aunque tu plancha tenga una temperatura máxima, no significa que debas llegar a ella. Usarla entre 180 y 200 grados y pasarla una sola vez por cada mechón es más que suficiente para obtener el resultado deseado. También debes tener en cuenta que existe una plancha para cada tipo de pelo, así que no te conformes con la primera que caiga en tus manos. 

3. Planchas tu cabello húmedo. Si sale vapor de tu pelo al pasar la plancha, detente. Tu cabello debe estar completamente seco antes de alisarlo para que no se dañe la fibra capilar.

4. No divides tu pelo en mechones antes de alisarlo. Aunque creas que acabas antes, lo único que consigues es que muchos pelos queden sin alisar y ocultos entre los que sí lo están. Es mejor dividirlo en pequeñas secciones e ir una a una comprobando el resultado, puede que tardes un poco más, pero el resultado será mejor.

 

5. Eres una adicta y las usas 24/7. Tu melena indomable por fin ha dejado de ser como la de Mufasa desde que usas esas planchas mágicas que te has comprado, así que no sales de casa sin pasártelas. Cuidado, si no proteges correctamente tu cabello, puedes conseguir que acabe estropeado, seco o sin brillo. O peor aún, ¡quemado!

6. Nunca limpias tus planchas. Si limpias tus cepillos y peines, ¿por qué no haces lo mismo con las planchas? En frío –y desenchufadas ¡ojo!- pasa por las placas un algodón empapado en un poco de agua y sécalas después con un paño suave. Lo recomendable es hacerlo una vez por semana.

7. Usas tus planchas del pelo para todo. Y no solo para peinarte el cabello. Si las utilizas para quitar arrugas de tu ropa –por ejemplo- estás dándole un uso que puede dañar las placas, o peor aun, quemar tu querida prenda.

CONTINÚA LEYENDO