'Tips' para evitar el 'frizz' en el cabello al contacto con los gorros y bufandas

Con la llegada del invierno, las capas de abrigo aumentan y no salimos a la calle sin el gorro y la bufanda, ¿cómo evitamos que se electrifique el cabello?

Las temperaturas se desploman y vamos añadiendo más capas a nuestros ‘outfits’. Estos días para salir de casa, ya no nos basta solo con el abrigo y añadimos bufanda, gorro y guantes. Entre todos estos complementos nuestro cabello queda rodeado por lana, un tejido con el que no se lleva especialmente bien ya que suele ser el causante de un aumento del encrespamiento.

A pesar de ello, en los gélidos días de diciembre no podemos permitirnos caminar por la calle con la cabeza al descubierto. Sin embargo, sí que podemos poner en práctica algunos hábitos que nos ayuden a paliar ese pelo abultado por la energía que genera el tejido de las bufandas y los gorros.

Hidrátalo bien

Un pelo nutrido será más manejable y tendrá menos posibilidades de inflarse como un globo cuando retiras el gorro. Escoge líneas de cuidado capilar adecuadas a tu tipo de cabello, teniendo en cuenta también si se trata de un pelo teñido o natural. Otra indicación que dan los expertos es procurar que estos champús sean de pH neutro. Y a pesar de la mala fama que tienen las siliconas, en estos casos son adecuadas para obtener ese acabado uniforme y sedoso en el cabello. Si no quieres optar por un champú que las incorporo, hazlo en el acondicionador.

Huye del mito

Ya es hora de comprender que el cabello que se lava todos los días no es un cabello que está más limpio que uno que se lava días alternos. Los estilistas han llegado a la conclusión -después de la gran polémica que despierta este asunto- de que el cabello hay que lavarlo cuando se necesite, más que estipular unos días semanales para todos los tipos de cabello. Eso sí, debes tener en cuenta que cuanto más lo laves más riesgo corre de deshidratarse y perder sus grasas naturales.

Peina con cuidado

Es obvio que el invierno no es un buen momento para salir a la calle con el cabello húmedo. Organízate para que te de tiempo a quitarle la humedad en casa. Hazlo a temperatura media o con un secador iónico para evitar cargarlo de electricidad. Antes de esto, evita frotarlo con la toalla, sécalo a golpecitos y cuidado con peinarlo en mojado, pues la fibra capilar es mucho más sensible en estos momentos. Si lo quieres hacer empieza por las puntas y ve subiendo delicadamente. 

Cuando ya ha ocurrido

Para situaciones de emergencia también hay remedio. Si no te has acordado de poner en práctica estos consejos y al quitarte el gorro el pelo se ha disparado en todas direcciones, acostúmbrate a llevar en el bolso un envase mini de laca y un peine de silicona para poder dar un retoque exprés en cualquier momento. Si el ‘bad hair day’ te ha sorprendido completamente desprevenida, ¡no hay dramas que valgan! Lava tus manos y sécalas muy bien, a continuación pasarlas lentamente por tu melena. No se te ocurra usar productos como aceites o sérums, solo empeorarán la situación. 

María Villar

María Villar

Me gusta la pizza con piña y soy un ave nocturna. Vivo entre lunares, lazos, labiales rojos y maxipendientes. Pero también tengo un objetivo: defender la moda y la belleza como formas de expresión.Todavía me corren cosquillas por el cuerpo cuando se refieren a mí como periodista. El café siempre sin azúcar.

Continúa leyendo