Muere durante el parto uno de los gemelos de Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo

El futbolista portugués anuncia la tristísima noticia de la pérdida del bebé que esperaba junto a la española. Cristiano y Georgina están completamente devastados.

Georgina Rodríguez Cristiano Ronaldo han sufrido una de las peores tragedias que puede vivir el ser humano. La pareja ha anunciado la muerte de uno de los gemelos que esperaban de la manera más cruel posible, durante el parto. Ha sido el futbolista el encargado de comunicar a través de su cuenta de Instagram que el varón que esperaban no ha sobrevivido: "Con nuestra más profunda tristeza tenemos que anunciar el fallecimiento de nuestro hijo", comienza diciendo. Es el dolor más grande que unos padres pueden sentir. Solo el nacimiento de nuestra hija nos da la fuerza para vivir este momento con algo de esperanza y felicidad", continúa. "Queremos agradecer a los doctores y enfermeras por su cuidado y apoyo. Estamos devastados por esta pérdida y rogamos privacidad en este duro momento. Bebé, eres nuestro ángel. Siempre te amaremos. Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez", finaliza un texto durísimo que sobrecoge con tan solo leerlo. 

 

El texto colgado por el delantero del Manchester United se ha llenado de mensajes de apoyo, pero también de emojis tristes por la importante carga dramática que tiene la noticia. Desde compañeros de equipo hasta familiares como la que iba a ser abuela de ambos gemelos, Dolores Aveiro. Una de las reacciones más emotivas ha sido la de Katia Aveiro, hermana de CR7, quien ha colgado esta bonita imagen de arropo a la pareja, acompañadas de un bonito texto: "Te amo y mi corazón está todo ahí de este lado... Que Dios cuide todo y fortalezca cada vez más tu camino... Nuestro angelito ya está en el regazo de su padre, y nuestra pequeña que está aquí firme y fuerte y llena de salud nos enseñará cada vez más que sólo importa el amor...".

Es sin lugar a dudas uno de los peores momentos desde que son pareja. La pérdida de un hijo, más todavía si cabe a las puertas de nacer, es un mazazo para el que se ha de tener una grandísima fuerza para recuperarse. Ambos esperaban con gran anhelo la llegada de sus dos nuevos hijos, que se sumarían a sus cuatro hermanos (Cristiano Jr, Eva, Mateo y Alana Martina) como compañeros de juegos. Los pequeños también están destrozados. Por delante tienen una dura cuesta arriba que en ningún caso recorrerán solos. Por lo pronto, la profunda tristeza por la muerte del bebé se contrarresta con la felicidad por dar la bienvenida a una nueva hija, que se convertirá en el centro de todas sus miradas y en la que volcarán todo el amor que pensaban dar a los dos. 

Fue el pasado mes de octubre cuando Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez anunciaron que estaban embarazados de gemelos. Los dos vivían un momento de máxima plenitud porque disfrutaban de sus primeros meses en Mánchester, donde al exjugador del Real Madrid le iban muy bien las cosas. Además, la modelo española estaba a las puertas de estrenar Soy Georgina, su primera docuserie con Netflix que se convirtió en todo un éxito a lo largo y ancho del continente. Mostrándose tal y como es, abriendo las puertas de su casa, de su relación sentimental y de su vida repleta de lujos, Georgina se logró meter en el bolsillo al público. 

 

Durante el periodo de gestación, la influencer se ha dejado ver embarazada con cuentagotas. Ha combinado contenido en la que se la apreciaba la curva de su felicidad con momentos de desaparición de las redes sociales, hasta el punto de preocupar a sus seguidores. En los últimos días se les había visto celebrar planes familiares como ir al cine en compañía de sus hijos o una barbacoa. Las cosas salían a pedir de boca también para el futbolista portugués, que el pasado fin de semana anotaba tres goles en la victoria de su equipo ante el Norwich City. Sin embargo, no todo el monte es orégano y la pasada semana tenían que afrontar un amargo trago tras la expulsión de Cristiano como embajador de Save The Children, tras protagonizar un incidente con el móvil de un niño durante un partido. 

Nada en comparación con este jarro de agua congelada que ni el más pesimista sobre la faz de la tierra esperaba. Ahora solo queda el consuelo de refugiarse en su recién nacida, en el resto de hijos y abrazar el calor de sus seres queridos. 

Alberto Ardila

Alberto Ardila

Contando historias objetivas desde mi objetividad y con la pasión del primer día.

Continúa leyendo