Demi Moore: confiesa que su madre la "vendió" a un violador cuando tenía 15 años

La actriz ha abierto su corazón y sus memorias en su autobiografía 'Inside Out', donde cuenta con detalle algunos capítulos realmente dramáticos de su vida.

Gtresonline

La protagonista de Ghost lleva dos años trabajando en su libro autobiográfico, donde al parecer se sincera de manera absoluta para contar los diferentes episodios de su vida real, muchos de ellos realmente desgarradores. El libro, titulado Inside Out, sale a la venta este miércoles pero algunos afortunados ya han podido leer sus páginas y se han filtrado diferentes contenidos de los episodios de la vida de la actriz.

Demi Moore no ha tenido una vida fácil, pese a lo que pueda aparentar el estilo de vida de una estrella de Hollywood. Su vida personal ha estado marcada por diferentes acontecimientos demasiado dramáticos y ha compartido todos y cada uno de ellos de manera sincera y transparente. Aunque muchas puedan pensar que su relación con Ashton Kutcher fue un cuento de hadas, lo cierto es que ni esa fase de su vida pasó sin tener un recuerdo amargo.

Los dos actores, pese a su diferencia de edad (ella le saca 16 años) comenzaron una relación en 2003, y llegaron a convertirse en una de las parejas más idolatradas del mundo de las estrellas. Dos años más tarde, en 2005, pasaron por el altar para darse el 'sí quiero', y en 2011 finalizaban con ocho años de relación. De puertas hacia fuera, la pareja gozaba de una relación sana y envidiable, pero lo que Demi relata sobre estos años nos hace cambiar la imagen que teníamos sobre esos años. Al poco tiempo de empezar a salir, la pareja esperaba un bebé, pero tras 6 meses de embarazo la actriz sufrió un abortoMoore tenía problemas con el alcohol y al parecer comenzó a beber estando embarazada, lo que pudo haber sido la causa del aborto del bebé. 

Adicciones, sobredosis, familia desestructurada e incluso violación

Gtresonline

Pero el capítulo del aborto es solo uno de muchos de los que relata la actriz. En los ochenta, Demi Moore fue ingresada por problemas con las drogas y el alcohol, capítulo que se volvió a repetir en 2013, tras una temporada de fiestas y desenfreno. Esto le llevó a tener problemas de peso y por consiguiente una época en la que Demi Moore pasó por diferentes operaciones de estética.

Su ruptura con Ashton Kutcher fue un golpe muy duro que desencadenó en un ingreso hospitalario de la actriz por "estrés". El actor le había sido infiel y salieron a la luz declaraciones de una chica que afirmaba que había mantenido relaciones sexuales con Kutcher. Hasta ahora, el motivo del ingreso se dijo que era por estrés, pero Demi Moore ha confesado que el motivo de su urgencia fue debido a un consumo desenfrenado de drogas, hundida por su situación profesional, sentimental y anímica. 

Todos estos sucesos tienen una explicación que radica en su infancia y su familia desestructurada. Su padre desapareció y su padrastro hacía que sus vidas fueran inestables ya que se mudaban constantemente, hasta que se quitó la vida. Su madre, una mujer con complicadas adicciones al alcohol y con capítulos depresivos que pudieron acabar en suicidios que la misma Demi tuvo que frenar. 

Fue su misma madre, Virginia King, quien ofreció a su hija con tan solo 15 años a un violador, que le pagaba 500 dólares a cambio: "Llego a casa una noche y me encuentro a un hombre mayor al que conocía con las llaves del apartamento. Fue una violación, y una traición devastadora" resume Demi Moore en su libro.

Continúa leyendo