Lifestyle -- Cultura

Libros adictivos para pasar un buen rato

Disfrutando del momento

Para  momentos tranquilos en los que apetece sentarse en el sofá con un buen libro en mano y " desconectar" del mundo para adentrarte en historias conmovedoras, de  aventuras y mucho más, libros que enganchan desde la misma página uno y que harán que tu momento de relajación sea de lo más placentero. Un perfecto plan de domingo por la tarde donde agradeces tener lecturas para devorar. Te dejamos la selección de estos  libros (más que interesantes) para tus tardes de relax, viajes en tren o tu sagrado momento de lectura de antes de dormir.

Esta vez, hacemos especial mención a la escritora Ann Patchet, que traza en comunidad una  historia de amores y vínculos  familiares en esa América suburnana. Un libro que hará que no puedas despegarte ni un momento, interesante, adictivo y con enganche.

Sobre su libro, Comunidad, viajamos en el tiempo a los años setenta, en una casa californiana con jardín donde se celebra un bautizo bajo un calor sofocante. Bert, ayudante del fiscal del distrito, se presenta sin haber sido invitado. Trae una botella de ginebra en la mano, y se nos cuenta que huye, por un rato, de una vida familiar que le asfixia todavía más que la canícula. Fix, el padre de la criatura, le recibe con recelo. Todavía no sabe que unas horas y unas cuantas copas después Bert estará besando a Beverly, su mujer, y con ello iniciando la disolución de las familias de ambos.

Ann Patchet, una autora experta en enfangarse con las  relaciones y las  alianzas que se establecen fuera y dentro de la familia (las de secuestradores y secuestrados en su novela Bel Canto, o su propia biografía sentimental en los artículos que componen This Is the Story of a Happy Marriage) recorre a continuación los siguientes 50 años en la historia de esas dos familias.

Las parejas que se rompen y las nuevas que se forman. El peso insalvable de seis hijos (cuatro aporta Bert, Beverly dos), sobre todo cuando en la familia irrumpe la tragedia. Los vínculos que se generan entre ellos. Una historia de líos,   fraternidad y desilusiones en la América suburbana, de esas que tanto juego han dado en el cine, y donde caben ecos de Yates o Cheever.

Le añade además un divertido juego metaliterario, porque Franny, la niña que bautizábamos al principio, acaba liada con un escritor treinta años mayor que se nutrirá de su historia familiar para escribir un best seller, después llevado al cine.