Moda -- Tendencias

20 pantalones de cuadros ideales (para no pasarte de la raya)

Es elegante, original y versátil. ¿Cómo no quererlo? El estampado de cuadros nos enamora en todas sus versiones. El pasado verano nos morimos por el Vichy, directamente procedente de la Costa Azul francesa. Esta temporada, te proponemos volver a apostar por él para tus looks diarios (y también nocturnos). Los cuadros tipo Príncipe de Gales son los más ponibles para ir a la oficina, sencillos y chic, se convertirán en tu prenda estrella. ¿La clave? Combinarlos con prendas neutras. Su protagonismo es inmenso por lo que te recomendamos renunciar a llevarlo con un estampado muy potente como el de lunares. Eso sí, si es de varios colores, no dudes en elegir un complemento que recuerde uno de los tres. Nuestro trio cromático favorito para este invierno es el azul, blanco y rojo. Imparable.

Atenta a la textura y al corte. La lana y la cachemira serán tus mejores aliadas para desafiar el frío invernal, pero también puedes optar por el algodón, menos caliente pero tan o más cómodo. Recuerda la importancia de elegir pantalones que se adaptan a tu morfología. Si tienes caderas anchas (¡vivan las curvas!), opta por un corte tipo ‘bootcut’ o acampanado. Por el contrario, unos pitillos te quedarán de maravilla si tus piernas son muy finas. Los tonos son también esenciales, elige los clásicos negro, gris y blanco. Podrás jugar con los colores de tus accesorios. Rosa, malva, azul…brilla con zapatos llamativos para restar formalidad al conjunto. ¿Por qué no te atreves con el total look? Hazte con un traje de cuadros. Si es clásico, rompe los códigos con salones brillantes (el plateado se sigue llevando) y un ‘tote bag’ verde. Y claro, para conseguir un look 100% ‘british’ llévalo con un trench beige. Glamour garantizado.

Luce una de las prendas claves del armario de Alexa Chung y Olivia Palermo este invierno con glamour (y más o menos seriedad). Hemos seleccionado para ti 20 pantalones de cuadros de diferentes cortes, colores y precios. Que tengas un presupuesto de 15 o 200 euros, encontrarás tu pequeña joya para lucir un look ‘preppy’. Siéntete como una auténtica británica.