El apellido materno primero, una tendencia creciente en España

Los padres deberán específicar qué apellido quieren que vaya primero en el Registro Civil y si no están de acuerdo, un Juez decidirá cuál irá primero atendiendo a las necesidades futuras del niño.

familia
Fotograma de Gtres.

Un poco de historia

En España, a diferencia de otros países europeos, siempre hemos tenido dos apellidos principales. Y siempre, por defecto, el del padre ha sido el primero. Sin embargo, desde febrero del 2000, se ha permitido que las parejas que así lo quisieran de mutuo acuerdo, pudiesen cambiar el orden de los apellidos, de manera que se inscribiera al niño con el apellido de la madre primero y el del padre segundo.

El antiguo procedimiento para el cambio del orden de los apellidos

En el pasado era necesario enviar una solicitud al Juez Encargado del Registro Civil, en la que se aportaba una certificación del matrimonio de los padres (o de su nacimiento, si no estuvieran casados). Y, en segundo lugar, una declaración de mutuo acuerdo de los padres sobre el cambio de orden de apellidos. 

Es importante señalar que este cambio afecta a todos los hijos de los mismos padres, por lo que el orden que acuerden para el hijo primogénito, regirá en la inscripción del resto de los hijos. La necesidad de acuerdo de ambos padres era necesaria, de forma que en el caso de que no existiera acuerdo entre ambos progenitores, se aplicaba la opción por defecto, es decir, el primer apellido del niño sería el primero del padre. 

Procedimiento actual para el orden de los apellidos

Sin embargo, la histórica prevalencia del apellido paterno ha cambiado desde el pasado 30 de junio de 2017 cuando entró en vigor la Ley 20/2011, de 21 de julio del Registro Civil. Esta ley elimina la opcióln por defecto y obliga a que los padres hagan constar expresamente el orden de los apellidos en la solicitud de inscripción. Desde que la primera ley se puso en marcha en 2010 más de 17.500 niños en España llevan ya en primer lugar el apellido de la madre según datos de los Registros Civiles.

En el caso que no lo hagan constar o estén en desacuerdo, el Encargado del Registro Civil les requerirá para que en el plazo de tres días comuniquen su parecer. Si transcurrido dicho plazo no hay comunicación expresa, será el propio Encargado del Registro quien acordará el orden de los apellidos atendiendo al interés superior del niño.

Cuando la persona adquiere la mayoría de edad no será necesario acuerdo de los padres, ya que a partir de este momento el titular está legitimado para cambiar el orden de sus apellidos conforme a su única y exclusiva voluntad, pudiendo suceder entonces que hermanos tengan los apellidos en orden distinto cada uno de ellos. 

Uso del apellido de ambos padres como primer apellido compuesto

FAMILIA DIA DE LA MUJER
Fotograma de Gtres.

La Ley prevé también la posibilidad en su artículo 57 de la Ley de 8 de junio del Registro Civil, la posibilidad de cambiar nombres y apellidos, de manera que se posibilita componer el apellido del padre y de la madre o viceversa, bien para evitar la desaparición de un apellido español o de otro, que no sea tan común como el primero. También prevé la Ley la posibilidad de cambio del apellido cuando exista un apellido contrario al decoro o que ocasione graves inconvenientes.

Conclusión

En definitiva, aunque la tradición era que el apellido del padre prevaleciese, nuestra sociedad ha ido evolucionando. Primero, se permitió que las parejas, de mutuo acuerdo, pudiesen alterar el orden de los apellidos de los hijos. Y ahora, con la nueva Ley, también existirá esta posibilidad, incluso cuando no haya acuerdo entre los padres, facultando al Encargado del Registro la decisión final en estos casos. 

Sobre Aba Abogadas

Anna Salort forma parte de ABA Abogadas, despacho fundado en 1995 por Ana Clara Belío y Cristina Almeida bajo la premisa de ofrecer a los particulares un servicio jurídico con la calidad de los grandes despachos. El bufete está especializado en Derecho de Familia, Laboral y Penal. El despacho cuenta con un equipo de 6 socias, 7 abogados y 3 personas dedicadas exclusivamente a la atención al cliente, así como expertos colaboradores en distintos temas. El despacho ha atendido a más de 5.500 clientes y unos 500 nuevos clientes al año” 

 

 

CONTINÚA LEYENDO