Vídeo de la semana

Dirty talk: cómo 'hablar sucio' en la cama para disfrutar aun más del sexo

¿Te atreves a hablar de forma erótica con tu pareja mientras tenéis sexo? Aquí tienes algunas claves para hacerte una experta del 'dirty talk'.

dirty talk
Pexels

¿Cómo te comportas en tus relaciones sexuales? ¿Hablas y expresas tus gustos y sensaciones, intentas seducir a tu pareja con palabras o tienes pudor y estás siempre callada? Para muchas personas, la idea de decirle cosas, digamos, sucias, a su pareja mientras tienen sexo les produce vergüenza, miedo o reparo. ¡Pero nada más lejos de la realidad! El cerebro es el órgano sexual más poderoso de todos, y hay numerosos estudios que sugieren que decir o escuchar palabras con alta carga erótica estimula la producción de dopamina, una hormona estrechamente relacionada con la excitación sexual y el placer. ¿Así que por qué no probar lo conocido como ‘dirty talk’? Aquí tienes algunos consejos para aprender a ‘hablar sucio’ en la cama y disfrutar todavía más del sexo. ¿Te atreves con esta práctica?

Quítate la vergüenza: Parece una obviedad, pero el primer paso para atreverse con el lenguaje subido de tono entre las sábanas es quitarte la vergüenza. Al principio es normal que te dé cierto reparo decir guarradas en voz alta, pero piensa que ya estás realizando algo mucho más íntimo y descarado con la otra persona: el sexo en sí mismo. ¿Qué es lo peor que puede pasar? Que tu pareja y tú os echéis unas risas... Aun así, si todavía no te encuentras cómoda diciendo cosas subidas de tono en alto, puedes empezar ensayando frente al espejo, sin sentimiento de ridículo alguno. Y recuerda, quien no se lanza a probar cosas nuevas no avanza ni descubre qué le gusta realmente...

Modula la voz: El cómo lo dices es tan importante que el qué dices. La actitud es fundamental, ¡no lo olvides nunca! No uses una voz fría y no suenes desinteresada: modula tu voz para conseguir un matiz sexy y sugerente. Hacer algunas cosas como susurrar, jadear, hablar mordiéndose el labio o alargar determinadas palabras puede hacerte sumar puntos.

hablar sucio
Pexels

Las palabras adecuadas: Usar la terminología adecuada es un factor determinante para sonar sexy. No uses palabras ‘médicas’ ni términos clásicos del diccionario: apuesta por un lenguaje mucho más vulgar: no es lo mismo decir ‘ pene’ o ‘vagina’ que otra cosa más subida de tono, que genere más impacto y excitación...

Di lo que quieres hacer: Si aun así se te resiste el ‘dirty talk’ y no encuentras las palabras que decir, prueba simplemente a decirle a tu pareja lo que quieres que te haga (o lo que quieres hacerle). Algunas formulas como: ‘hazme esto (o lo otro)’, ‘llevo pensando en ti todo el día’, ‘quiero comerte entero’, ‘ven aquí’ o ‘me encanta cuando me tocas aquí (o allí)’, o 'no me aguanto' pueden funcionarte para empezar a ganar confianza.

Encuentra el momento adecuado: El ‘dirty talk’ no tiene por qué estar limitado a la cama ni tiene por qué ser algo restringido al ámbito privado: a algunas personas les puede ‘poner’ hacer insinuaciones en público, en secreto, en lugares como eventos, cenas o reuniones, por mero morbo. ¡Háblalo con tu pareja para ver si queréis probarlo!

Continúa leyendo

#}