15 años sin Érika Ortiz: el golpe más duro en la vida de Letizia

El 7 de febrero de 2007, la hermana menor de la Reina fallecía a los 31 años, dejando a la familia desolada. Hoy son muchas las cosas que han cambiado y que Érika no pudo ver...

El 7 de febrero es una triste fecha marcada en el calendario para los Ortiz y uno de los golpes más duros que ha recibido la reina Letizia a lo largo de su vida. Se cumplen 15 años de la trágica muerte de Érika Ortiz, que fue hallada muerta en su casa, a los 31 años. La joven dejaba una niña pequeña, Carla, y una familia absolutamente destrozada que aún hoy llora su ausencia. En un día tan doloroso, la esposa de Felipe VI ha podido estar tranquila, pues no tiene ningún acto oficial en su agenda.

En el recuerdo las dramáticas imágenes del entierro de su hermana en las que vimos a la entonces princesa de Asturias completamente destrozada, apoyándose en su marido, que estuvo a su lado ofreciéndole su consuelo y su cariño en un momento tan dramático. Juntos asistieron al responso celebrado en el tanatorio de La Paz, en la localidad madrileña de Alcobendas, previo a la incineración de los restos de la fallecida. Toda la familia Ortiz dio el último adiós a Erika, incluida Telma que se encontraba fuera de España por motivos de trabajo en el momento del suceso y tuvo que regresar de urgencia. También la familia real, don Juan Carlos, doña Sofía y las infantas estuvieron a su lado.

Pese al doloroso trance que estaba atravesando, Letiziano quiso dejar pasar la oportunidad de agradecer el cariño recibido y se acercó a los periodistas para decir: "Gracias a todas las personas que se han sentido apenadas por la muerte de mi hermana pequeña". No pudo continuar hablando y entonces fue Felipe quien tomó la palabra e incluso se disculpó con la prensa por el "remojón", ya que ese día estaba lloviendo en Madrid.

letizia entierro erika ortiz
Letizia, destrozada en la despedida de Erika / Getty.
letizia entierro erika ortiz
El entonces príncipe Felipe arropó a su mujer y su familia en un momento tan duro / Getty.

Desde que la menor de las Ortiz decidiera quitarse la vida, muchas cosas han cambiado de las que no ha podido ser testigo. Su hermana Letizia se convertía en reina en el año 2014 y durante este tiempo ha dado una lección maestra de compromiso con la corona y buen saber hacer en sus funciones. En cuanto a Telma, Érika no llegó a conocer a su primera hija, nacida hace 13 años, fruto de su relación con Enrique Martín Llopis, del que se separaría en 2010. Su segunda relación con Jaime del Burgo tampoco prosperó y el año pasado se convertía en madre por segunda vez junto al abogado irlandés Gavin Bonnar.

Hemos vivido más acontecimientos: su madre, Paloma Rocasolano, se ha vuelto a enamorar y está encantada. Pero, sin duda, lo que le hubiera hecho más feliz a Érika es ver cómo su hija, Carla Vigo, que tenía seis años cuando ella murió, ha cumplido uno de sus grandes sueños. La joven trabaja como actriz en la obra de Rafael Amargo y está obteniendo buenas críticas. Aunque mantiene su relación con Letizia y sus primas Leonor y Sofía en la más estricta intimidad, parece que es fluida, aunque quizá no tan estrecha como esperábamos. En el 15 aniversario de la muerte de Erika, Carla se ha mantenido en silencio en sus redes sociales, aunque suele ser muy activa y en otras ocasiones sí le ha dedicado algunas palabras.

Continúa leyendo