Marie Claire

Se cumplen 15 años del divorcio de los duques de Lugo: Así han cambiado desde entonces

Su último encuentro dejó claro que la relación entre ellos a día de hoy es inexistente.

El 13 de noviembre del año 2007, se lanzó un comunicado desde Casa Real anunciando “el cese temporal de la convivencia conyugal de los duques de Lugo”. Así terminaban doce años de matrimonio y dos hijos en común, Froilán y Victoria Federica, que entonces tenían nueve y siete años respectivamente. Quince años después, la relación entre la Infanta Elena y Jaime de Marichalar es inexistente. La expareja se reencontró en el cumpleaños de Ira de Fürstenberg, y según algunos testigos ni siquiera llegaron a saludarse. Desde enero de 2010, el exduque de Lugo dejó de aparecer en la foto de familia de la Casa Real española, y a día de hoy sigue su camino al margen de la realeza.
Gtres

infanta elena jaime de marichalarGtres

Jaime de Marichalar, que cumplió 59 años el pasado mes de abril, procura mantenerse lo más alejado posible del foco mediático. El exyerno del Rey Juan Carlos trabaja como consejero de las firmas de lujo Loewe y Fendi, compaginando esta labor con la que realiza en la empresa que montó con dos socios, B-Corner, que se dedica a la fabricación de ropa de caballero a medida. Tras el ictus que sufrió en 2001, Marichalar procura mantener una buena rutina deportiva con un entrenador personal, Giorgio Toreli, campeón de España y fitness y amigo íntimo del exroyal. Es prácticamente imposible conseguir declaraciones de Marichalar, que procura esquivar a la prensa cuando se acercan a él.
Gtres

jaime de marichalarGtres

A pesar de su divorcio, Jaime de Marichalar cuida mucho la relación con sus dos hijos, por los que siente profunda admiración. En alguna ocasión ha asistido junto a Victoria Federica a algún evento relacionado con el mundo de la moda. Al parecer, su padre es el único que la anima a continuar su camino en el mundo de las redes sociales, que se ha convertido en su principal fuente de ingresos. Este sería el principal motivo de disputa entre la expareja, ya que a la Infanta Elena no le hace ninguna gracia la nueva vida que lleva su hija. Por su parte, Victoria sigue haciendo lo que le gusta sin escuchar los consejos de su madre. Froilán, que dio muchos titulares cuando era más joven, ha optado por mantener su vida privada lejos de los medios de comunicación.
Gtres

victoria federica jaime de marichalarGtres

La Infanta Elena, que cumplirá 59 años el mes que viene, se ha convertido en noticia durante los últimos meses por algún que otro percance con los periodistas. Fue especialmente llamativa su actitud con una reportera que se refirió a ella como “Elena”, y la royal no dudó en recriminarle que debía hacerlo como “doña Elena”. Una actitud muy criticada en redes sociales por considerarla algo altiva y prepotente. La hija mayor de los Reyes nunca ha tenido buena relación con la prensa, tanto es así que era conocida como ‘la infanta de limón’, mientras doña Cristina se convertía en ‘la infanta de naranja’. Con estos motes se referían a las hijas de los Reyes algunos periodistas.
Gtres

infanta cristina infanta elenaGtres

De la misma manera que su exmarido, la Infanta Elena lucha por llevar una vida privada lo más lejos posible de los medios, algo que resulta complicado por ser quien es. La hija de los Reyes no ha pasado su mejor momento, a la preocupación por las polémicas salidas nocturnas de su hijo Froilán, se sumó el ‘salto a la fama’ de Victoria Federica. Aunque el sobrino del Rey Felipe ha reconducido su vida y parece que se ha convertido en un joven muy formal, su hija abrió su cuenta de Instagram al cumplir la mayoría de edad y se adentró en el mundo de las redes sociales por la puerta grande.
Gtres

infanta elena victoria federicaGtres

Parece que la decisión de Victoria de convertirse en influencer royal, no ha hecho mucha gracia en Zarzuela. Al parecer, la Reina Letizia y la Infanta Elena están en total desacuerdo con la nueva vida de la joven, que también ha protagonizado algún rifirrafe con la prensa. La influencer se ha enfrentado a los periodistas en más de una ocasión, respondiendo a sus preguntas con muy malas formas. Una actitud que contrasta con la de su primo Pablo Urdangarin, que siempre ha atendido a la prensa con mucha educación.
tracking