Tres métodos para rizar el cabello sin calor de forma rápida y duradera

Consigue moldear y dar volumen a tu melena sin necesidad de utilizar ninguna herramienta de calor; ni tenacillas, ni secadores, ni planchas. ¡Toma nota!

rizos volumen
Unsplash

Las melenas con texturas están de moda. Más incluso que el champú de cebolla. Sí, sí, no estamos exagerando. Esta temporada, tras un deseado verano bajo el sol y la playa, muchas hemos optado por cortar unos centímetros de nuestra melena, reparando y saneando un poco las puntas, optando por lucir una clásica media melena. Un peinado de lo más cómodo y, también, un poco aburrido.

Seamos sinceras; los cortes exentos de capas, nos ayudan a evitar ese volumen y encrespamiento indeseado, pero ofrecen muy pocas posibilidades de modelarlo. Más allá del liso estático, claro. Sin embargo, en nuestro afán por encontrar un método que nos ayude a transformar la melena, sin dañarla, hemos descubierto tres métodos que nos ayudarán a rizar el cabello sin utilizar tenacillas, planchas o secadores.

Porque sí; nadie se corta las puntas ¡o más! -dependiendo del cambio de look que hayáis buscado- para luego estar continuamente utilizando las herramientas de calor que sí, nos dejan un pelo radiante, pero a la larga acaban quemando o rompiendo las puntas (aunque siempre puedes utilizar los mejores protectores de calor antes de su uso  -si vences a la pereza-  para disminuir su impacto en la fibra capilar). 

¿Quieres saber cómo puedes conseguirlo? Pues no te entretengas más y ¡sigue leyendo!

Ondas marcadas y separadas

Ya sea tras la ducha, con el pelo humedecido o tras mojarlo con un ligero spray de textura -como algunos de los que ya te hemos hablado en otras ocasiones-, enrolla el cabello alrededor de este tipo de diadema, ata los mechones y déjalo unas horas. Si buscas un resultado algo suelto y temporal, una o dos horas, si, por el contrario, quieres unas ondas más marcadas, déjalas durante toda la noche. 

Diadema para rizos
Amazon

Para ello, puedes decantarte por este práctico accesorio de un uso bastante intuitivo que incluye dos cómodos coleteros para amarrar y fijar el cabello, dos rulos y una práctica pinza, que evita que se desplace la diadema. De verdad, si no lo habéis probado… ¡No sé a qué estáis esperando!

barras para rizos
Amazon

Aunque, si prefieres unas ondas mucho más voluminosas y desordenadas, que le aporta ese toque natural, puedes optar por recurrir a las clásicas barras de rizado flexibles, las actuales sustitutas de los rulos que evitan los tirones y la caída del cabello. Con diferentes medidas, tan solo tienes que enrollar la melena a tu gusto alrededor de la barra, cerrarla por los laterales y ¡listo!

 

Ondas surferas

Las ondas surferas o beach waves se posicionan como uno de los peinados más favorecedores y prácticos. Además, es uno de los pocos que se pueden llevar con sombreros, pinzas o cualquier accesorio del cabello con éxito, sin que se resientan las ondas. 

Para recrearlas, tan solo tienes que aplicar espuma sobre el cabello húmedo y, después, puedes peinarte enrollando tu cabello en dos moños o haciendo trenzas. Déjalas secar al completo (o sécalas con ayuda del difusor de tu secador) y ¡listo!

Espuma Wella
Amazon

Para estos casos, te recomendamos optar por esta espuma profesional para fijar y crear rizos y ondas de la firma Wella. Un producto que es capaz de proteger al cabello de la deshidratación (y el calor, por si optas por aplicar un poco de calor del secador). 

Su uso es muy sencillo y consta de dos pasos: aplicar desde las raíces hasta las puntas del cabello de manera homogénea sobre el cabello húmedo y, después, dejarlo actuar. Al día siguiente o pasadas unas horas, cepilla el pelo y, ¡listo! 

spray de rizos
Amazon

De la misma manera, si tienes el cabello ondulado puedes optar por utilizar esta mascarilla en formato spray reactivador de rizos de la firma Moroccanoil y, después, trenzarlo. Así, conseguirás unos rizos con volumen y una silueta súper definida. E, incluso, notarás como el pelo gana suavidad y un brillo maravilloso. ¿Lo mejor? Ahora puedes conseguirlo con un ligero descuento, aquí. ¡Aprovecha! 

 

Ondas súper marcadas

Nuestra tercera opción para hacer rizos exentos de herramientas de calores, sin duda, la más visible. Con ella, te prometemos, que lucirás auténticos tirabuzones. Sí, sí, conseguirás esos rizos que pensabas que solo podías conseguir con tenacilla. ¿Cómo? 

Tan solo tienes que dividir el cabello en mechones finos y enrollarlos, recreando la clásica caracola. O, también, puedes optar por nuestras queridas tiras de nailón. 

ganchos cintas rizos
Amazon

Su uso es muy sencillo: tan solo tienes que conectar los ganchos que vienen en el pack, colocar la banda de rizado y el gancho en el cabello húmedo. Después, sostén el gancho y desliza, dejando la tira en el pelo, rizada. Y ¡ya está!

Sin calor, sin vapor o sin usar productos químicos; un resultado óptimo, súper cómodo y fácil de llevar a cabo. Aquí, puedes ver mejor el uso de estos rizadores de pelo.

 

rulos
Amazon

Por el contrario, prefieres algo más tradicional, tienes más tiempo y quieres unas ondas al estilo de los años 20. Chicas... los rulos con su toque vintage siguen siendo un auténtico éxito y siguen siendo súper fáciles de usar. El único secreto es pensar en qué lado se está enrollando el rulo -como ocurría cuando queríamos hacernos ondas con la plancha- y poco más. 

Si te decantas por esta opción en Amazon puedes conseguir este práctico set de rulos de distintos tamaños; equipado con pinzas y peines para hacer las separaciones del cabello. 

laca pelo
Amazon

Para este último truco, recuerda: aplica siempre un poco de laca. Así conseguirás mantener los rizos intactos durante más tiempo, sin necesidad de apelmazarlos. 

¿Nuestra favorita? La laca de la firma Revlon, proporciona un agarre fuerte y duradero. Además, no deja residuos y es súper fácil de peinar. ¡Consíguela! 

*En calidad de afiliado de Amazon, Bazar obtiene ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables.

Marina Vázquez

Marina Vázquez

Mi infancia ha estado siempre acompañada de un lápiz y una libreta, dónde daba vida a miles de historias. Así supe que mi pasión y vocación era escribir; comunicar. La música y la literatura han estado presentes en cada día de mi vida. Sin un estilo fijo, siempre variando. Extrovertida y seria. Puestos a decir también un defecto, he de destacar que tengo mal despertar, pero nada que un buen café no lo pueda hacer más llevadero.

Continúa leyendo